YA ESTÁN EN LA COSTA DEL PLATA thumbnail

YA ESTÁN EN LA COSTA DEL PLATA

  ·   Ir a comentarios

El otoño arribó con una temprana llegada del pejerrey al Río de la Plata. No quisimos quedar fuera del comienzo y madrugamos para realizar el presente relevamiento…

POR VÍCTOR DE VÍCTOR

La tecnología ha sumado aportes para que la pesca sea más “pensada”. Consultando las tablas de mareas, el Wind Gurú y la versión digital del Servicio Meteorológico Nacional, calculé el mejor momento del sábado para dar inicio a una nueva temporada de pejerrey.

MADRUGÓN

El despertador sonó a las 5.30, desayuné y chequeé que no faltara nada para realizar la pesca prometida en el Club de Pescadores. Las imágenes que se publicaron durante la semana indicaban que estábamos en el momento justo. Asimismo, un lindo y fresco viento del Sudoeste y el río en creciente desde temprano, también señalaron a la mañana en la costa del Río de la Plata como un gran escenario para la pesca de las flechas plateadas.

CON LAS PRIMERAS LUCES DEL ALBA

Con el sol descollando en el siempre lejano horizonte, llegué al gran muelle. Compré buena carnada (lombrices coloradas, filet y mojarras saladas) y desandé varios cientos de metros hasta encontrar el pesquero correcto.

Preparé el “vivac” acompañado del infaltable mate y con la claridad del nuevo día empecé a pescar.

DATOS VITALES

En la semana contacté a mis amigos Ricardo y Gustavo, avezados pescadores del muelle. Ambos ya habían debutado con sendas pescas de muy buenas capturas. Pregunté algunos detalles a fin de elegir equipos y modalidades adecuados para no fallar, y así empecé la jornada de pesca con ventaja.

UNA DE CAL Y UNA DE ARENA

La buena noticia fue que las condiciones se presentaban ideales para hacer una linda pesca. La que mucho no me agradó, pasó por anoticiarme de que la pesca se estaba dando preferentemente con líneas fondeadas con boya volcadora o “Mandale”, modalidad que mucho no me atrae, pero… así están dadas las cosas, al menos hasta este momento de la temporada.

Armé una caña de 4 m. acompañada por un reel frontal chico cargado con multifilamento de 0,14 mm. El aparejo es el detallado en el siguiente esquema.

EXCESO DE OPTIMISMO, DIFÍCIL PESCA Y MALHUMOR

Realicé la primera captura de pejerrey no con poco esfuerzo. Dicen que el componente emocional juega mucho y el fastidio de estar pescando en una modalidad estática y pasiva tal vez me estaba jugando en contra.

Dicho esto, cambié radicalmente la práctica y preparé un equipo para  pescar en la modalidad “cañando”, no recomendada para este momento de la temporada, no obstante pescando así el panorama mejoró un poco y me entretuve bastante hasta el fin de la creciente.

Con la parada de agua llegó la nulidad. A ojo conté más de 40 cañas y durante un lapso cercano a las dos horas no vi un solo pique.

Como de costumbre, cuando pescamos en la franja costera del Río de la Plata, todas las capturas logradas fueron devueltas a su medio con el menor daño posible.

ALGUNAS SUGERENCIAS

Es importante valernos de los recursos disponibles para poder “leer” la jornada (horarios de marea, posibles cambios de dirección en el viento y hasta las características del día en función de la elección de color de las boyas)

Si bien puede darse alguna sorpresa, pescando de costa no espere grandes tamaños.

También es menester presentar bien la carnada. El pejerrey es un pez selectivo y una carnada visualmente atractiva rendirá siempre mejor.

Y por último, siempre insistimos en la elección de un buen equipo y de la prolija confección de los aparejos, con buena calidad de boyas y otros accesorios, y en particular, con brazoladas ligeramente lastradas y armadas con buen nylon y afilados anzuelos.

EL CIERRE

Con un frugal almuerzo disponible llegó el mediodía acompañado del cambio de marea. Pesqué un ratito en bajante y al igual que todos, no tuve respuesta alguna. La mañana había sido entretenida, y el comienzo de la tarde con el pique ausente indicó el final.

Disfrutemos de la temporada que ya comenzó y que se insinúa muy bien. Cuidemos el recurso, seamos prudentes en la cantidad si deseamos consumir el pescado, y respetemos el medio en su totalidad con cada acción vinculada con nuestro día de pesca.

AGRADECIMIENTOS

Al Club de Pescadores por la amabilidad de siempre.

A mis amigos Ricardo Delgadillo y Gustavo Kafer por las acertadas sugerencias y a Leandro por la compañía y la charla amena durante la pesca.

A TECH TACKLE por acompañar a todos nuestros proyectos.

readers comments




489 views