OTOÑO PORTEÑO thumbnail

OTOÑO PORTEÑO

  ·   Ir a comentarios

Valiéndome del título de una gran creación de Astor Piazzola, recibí el otoño con ganas de hacer una buena pesca fortaleciendo la teoría que afirma que en el Club de Pescadores, las mejores bogas se pescan a fin de temporada…

POR VÍCTOR DE VÍCTOR

Mediodía del 24 de marzo. Llegué al gran muelle de la costa porteña con la ilusión de dar con esas buenas bogas de las que se habló durante toda la semana. Siempre con equipos livianos y elementos sutiles para confeccionar las líneas.

Salutaciones con mis amigos-consocios y comencé a preparar las vituallas con la propuesta de pescar en tres mareas: el final de la creciente, toda la bajante, y concluir la pesca con la parada de agua de una nueva creciente.

EL COMIENZO

Sin buenos indicios empezó mi tarde de pesca, mirando hacia el norte. Apenas tuve un pique muy remiso que perdí.

A la media hora, luego de los primeros mates, opté por cambiar de orientación, dado que aparecían las primeras señales de la bajante, y parafraseando al bellísimo tango de Eladia, la tarde de pesca transcurrió completamente mirando al sur.

PROMESA CUMPLIDA

Me había prometido a mi mismo no almorzar hasta haber logrado la primera captura. El reloj me conminaba, dado que mis amigos me habían hecho un lugar en la mesa y me indicaban que era hora de comer. El pique llegó, la captura también, y la promesa, cumplida. Fotos, vuelta al agua, y a almorzar.

La charla estaba interesantísima y los diversos sándwiches con una gran variedad de fiambres, también. Pero mientras disfrutaba de todo “relojeaba” hacia el Este y veía una actividad formidable. Cañas arqueadas y pescadores festejando las capturas me indicaron que la digestión debía hacerse en el muelle, y pescando!

HORAS FURIOSAS

Desde las 14 hasta las 16 fue increíble. Muy pocas veces vi pescando a todos! Se lograban muy buenas bogas y alguna carpa mezclada entre ellas como el hermoso ejemplar que obtuvo mi amigo Roberto Perrone (conste que no adjetivé su elegante y preciso accionar… a su pedido)

Era maravilloso ver  7 u 8 piques a la vez. Hasta “dobletes” se dieron y la pesca se disfrutó muchísimo. No menos satisfactorio fue observar que todas las capturas eran cuidadosamente devueltas al agua.

Muchas bogas de todos los tamaños y la presencia de algunas carpas, nos mantuvieron entretenidos. Fue una pesca abundante y de calidad. Encarnamos con maíz fermentado y con daditos de salamín, ambas carnadas fueron muy efectivas.

FIN DE FIESTA

La tarde fue dejando paso al anochecer, y yo no sólo disfruté de una excelente pesca, sino también del hecho de que una vez guardados mis equipos, en 20 minutos estaría en casa. Sin dudas, un “plus” que aportó confort a la jornada vivida.

AGRADECIMIENTOS

TECH TACKLE – Fishing evolution – Por el acompañamiento en todos nuestros proyectos.

Al CLUB DE PESCADORES – Por la amabilidad de siempre haciéndonos sentir en nuestra propia casa.

A los muchachos del Club… qué hermosa tarde de pesca!

readers comments
  1. CARMELO SAMPIERI on marzo 25th, 2018 15:41

    Víctor, gracias por transmitir tu experiencia (haciendo escuela), dar datos precisos e incentivar la pesca deportiva, abrazo fraternal, maestro.

  2. admin on marzo 26th, 2018 08:20

    NdelaR: Gracias Carmelo! Acordate que nos debemos una pesca. Un abrazo!!!

  3. Ricardo Mancinelli on marzo 26th, 2018 12:24

    Querido Profe, muy buenas bogas y el lugar….. este año no se me escapa, me hago socio.

  4. admin on marzo 26th, 2018 16:09

    NdelaR: Hola Ricardo. En verdad se dio una muy buena pesca, pero el el Club siempre algo bueno sale. Hacete socio, no te vas a arrepentir. Saludos! VDV.

  5. julio on abril 2nd, 2018 18:30

    hola aca en campana tambien salen grandes en el km 500




349 views