BARRANCAS DE ENSUEÑO thumbnail

BARRANCAS DE ENSUEÑO

  ·   Ir a comentarios

Tuve la posibilidad de volver a visitar la hermosa localidad entrerriana de Santa Elena, que siempre espera con el oro al pie de sus barrancas. El oro está, pero hay que sacarlo…

POR WALTER GASTALDI

En esta ocasión recibí la invitación de Adrián de Los Felipes, tenía que llevar un nuevo tracker para allá y de paso se iba a quedar dos días pescando y probando la nueva embarcación.

Salimos el viernes al mediodía desde Buenos Aires con Gustavo en su camioneta, en el camino levantamos a Mariano y luego a Adrián. Ya estábamos todos, faltaba pasar por el Recreo Keidel donde se encontraba el hermoso tracker de 6,20 m. Conectamos las luces del trailer, lo enganchamos y desde ahí, despacito hacia el destino final. Mateando, soñando con ataques,frenadas bruscas y destellos de oro y plata.

Llegamos a Santa Elena entrada la noche, nos hospedamos en el Puesta del Sol Apart Hotel, cenamos algo rápido y a descansar, al otro día salíamos en busca de los dorados.

La mañana se presentó fresca, con leve viento y un cielo totalmente despejado, un día soñado. El río un poco más crecido que lo habitual, el agua no estaba del todo clara, pero se veía en óptimas condiciones. Bajamos la lancha, acomodamos todo y a las 8 ya estabamos rumbo a las «barrancas de ensueño». Qué lindo es cuando se navega poco! A los 15 minutos ya estabamos «golpeando» los pies de las barrancas, un alivio para las ansias del pescador. Toda la costa es casteable y puede estar el premio en cualquier centímetro de su recorrido, pero tiene sus puntos claves  donde hay que prestar especial atención para poner el tiro justo.

Pescar en las piedras es distinto a pescar en los palos, no hay que perder la concentración, ya que el ataque viene en cualquier momento. Cuando están, hay varios juntos, y muchas veces toman al borde de la lancha cuando está por salir el señuelo del agua. No hay margen para el error, de hecho mi primer ataque de la mañana fue así y no lo pude
concretar.

Gustavo levantó el primero, no hay nada como el primer dorado del día. Acto seguido a la devolución, Adrian clavó el suyo, tambien lo hizo Mariano y así metieron el primer doblete.

Más adelante en la deriva, le eché el ojo a un hueco entre dos piedras, ubiqué el tiro, que desencadenó en un terrible ataque al que respondí con una firme clavada. Al instante lo pude sentir y grité «es una torta»!!!!! Extrañamente salió disparado hacia el medio del río con una corrida sublime, aflojé el freno para alivianar la tensión y en un momento pensé que era un cachorro. Hasta que sacó medio cuerpo fuera del agua dejando ver el oro de sus escamas brillando al sol sacudiéndose como sólo ellos lo saben hacer tratando de sacarse eso que creyeron comida y ahora los desafía. Así se esfumó toda duda. Era un dorado y de los buenos.

Fueron varios minutos de emocionante pelea, en cada arremetida, cabezazo o intento de salto, se nos cortaba la respiración. Adrian cortaba el video por que se hacía muy largo, hasta que el pez estuvo dentro del copo. Respiramos y estallamos en gritos de felicidad. Aún no eran ni las 10… una locura.

Hasta el mediodía pescamos unos cuantos, con otros dobletes y casi tripletes que no pudimos realizar, ya que se soltaro en el último instante. Paramos para comer una buena picada y cuando terminamos Adrian recibió el llamado de Diego que ya había llegado al puerto de Santa Elena. Era el quinto y último integrante del grupo, se vino solo desde Buenos Aires para compartir esta pesca con nosotros. Lo buscamos como a las 15 y 30, ya no hacíamos tiempo para volver a los lugares más rendidores ya que oscurece muy temprano. El resto de la tarde pescamos cerca del puerto, donde levantamos varios más y disfrutamos de un atardecer espectacular que se plasmó en mi retina y en alguna que otra foto.

Nos fuimos a la cabaña y compartimos la cena con otro excelente guía de la zona: Juan Emilio Carmele. Hablamos de la pesca y de los lugares y las virtudes de este pesquero. Después de una linda sobremesa, fuimos a dormir para encarar el segundo día de pesca bien descansados.

Todo lo contrario al primer día y de lo que decia el bendito pronóstico (parece que lo hacen para fastidiar a los pescadores), amaneció frió, nublado y ventoso. No se podía creer, salimos tempranito, el río seguía creciendo y parecía que lo único que estaba estable eran las ganas de pescar. Navegamos hasta el primer point, nos acomodamos -ahora eramos cinco- y empezamos. Tardaron un rato en llegar los primeros ataques. Los peces estaban más remolones y nosotros también ya que perdimos unos cuantos.


Pescamos varios y hasta se dieron dobletes, algunos lindos y otros chicos, pero no pudimos repetir el «cabezón» del primer día. 

Disfrutamos unos días de pesca geniales con un muy lindo grupo de gente, en un pesquero al que tengo en alta estima porque jamás pero jamás me defraudó, y he ido en distintas épocas del año. Sin dudas siempre estará en mi agenda de pesca.

DATOS TÉCNICOS Y EQUIPOS

Caña Gozio XXX 6,6 pies 10/17 lbs. Reel Quantum Energy E 101 cargado con multifilamento de 30 lbs., bogagrip Pistol y pinza multifunción Tsk. En cuanto a los señuelos, tuve en cuenta que la mayor pesca se realiza golpeando las barrancas, hay pocos palos y al estar crecido, creí que lo mejor era arrancar con algo que profundice, así que opté por la banana Pantera de VML pala Nº3. Si bien no me fue mal y me dio la mejor captura de los dos días, no hubo la diferencia que creí con respecto a los muchachos que tenian pala 1 o paletas quebradas. Pescamos muy parejo, y eso que con la pala 3 no tocaba casi en ningún lugar, detalles de la pesca que siempre hacen pensar, y replantear cosas en todo momento. Otro artificial que me dio buenos resultados fue el Gozio Shadow. No me moví de esos dos señuelos. Sólo cambié colores y tuve igual respuesta con señuelos claros que con oscuros. Mis compañeros, sí rotaron bastante.
A Mariano le dio más resultado una Banana de Alfer´s y uno artesanal, Gustavo y Diego le dieron duro con un Toscano de paleta quebrada color amarillo limón con buenos resultados, Adrian utilizó un Pantera.

AGRADECIMIENTOS

En primer lugar a Adrián de Los Felipes por tenerme en cuenta para esta pesca , y a todos los integrantes de esta salida que se brindaron a pleno haciendo que todo sea perfecto. Que se repita, que lo mejor está por venir.

Gracias a las empresas TECH TACKLE, VML – Animal Lures y Tsk Tsurikobo, que me confían y brindan sus excelentes productos.

Abrazo a todos, hasta la próxima pesca.

readers comments




241 views