GENEROSO RÍO DE LA PLATA thumbnail

GENEROSO RÍO DE LA PLATA

  ·   Ir a comentarios

La mano depredadora del hombre, la contaminación y la desidia, no evitan que la naturaleza se abra paso día a día. El Río de la Plata, agredido pesquero si los hay, ofrece una generosa pesca, aún, en su franja costera…

POR VÍCTOR DE VÍCTOR

El mes de febrero se presentó muy factible para la práctica de la pesca. Jornadas diáfanas con temperaturas agradables, me invitaron a pensar en dedicar dos días a relevar el Club de Pescadores, dado que me habían llegado datos de buenas pescas de bogas y grandes carpas.

PRIMER ROUND

El martes 5 de febrero llegué a la Sede Central del Club de Pescadores de Buenos Aires bien temprano. El viento soplaba del Norte y estaba presagiada una máxima de 28 grados. Previamente, leyendo la tabla de mareas, elegí llegar con el comienzo de la bajante para pescar hasta alrededor de las 16, cuando el río comenzara a subir.

Había combinado con Gustavo Kafer pescar juntos. Gustavo es un avezado pescador, conocedor del ámbito, excelente en su técnica y minuciosidad, prolijo en los detalles y paciente como pocos. Ya con eso me encontraba en ventaja, pescaríamos sí o sí.

MAÑANA DIFÍCIL

Me ubiqué en un lugar de privilegio, dada la soledad de la hora y del día de semana, armé el «vivac» en uno de los últimos toldos, además de la sombra y las mesitas, es un sitio reconocido por los socios como de muy buena pesca.

Empezamos a pescar y luego de un rato pudimos notar que los peces estaban muy retobados a la hora de comer. De tanto en tanto percibíamos sólo un toque sin repetición, lo que no nos daba oportunidad de reaccionar a la señal. Hecho que obligaba a agudizar los sentidos para, al primer indicio, clavar.

NINGUNA CIENCIA

En todo tipo de pesca se deben agudizar los sentidos, no solamente cuando las condiciones no son las mejores, sino, estaríamos hablando de una manera de pescar que no compartimos: la de la caña en espera, estática y aburrida.

La percepción táctil nos dio un plus, el aviso en el dedo índice en contacto con el multifilamento se anticipaba a la seña visual del toque en el tramo puntero de la caña. Como estaban las cosas, perder un pique al recibir el mate fue tan lógico como frustrante.

En el transcurso de la mañana arribó Diego, y luego, Tomás. Diego llegó con la premisa de obtener un dorado y Tomás, joven Cadete del representativo del Club, se sumó a la pesca de carpas y bogas.

EL AJUSTE ESTA VEZ FUE BUENO

Adaptarse a las condiciones fue fundamental. Concentrados en la característica que los peces propusieron para ese día, empezamos a concretar la pesca.

Grandes carpas, muy buenas bogas, y el dorado que buscó y luego logró Diego nos tuvieron entretenidos durante toda la jornada.

SEGUNDO ROUND

El jueves 7, también luego de consultar la tabla de mareas, llegué al Club. La mañana se presentaba en condiciones muy similares a las del martes, pero con pronóstico de alta temperatura.

Ataviado para la ocasión, con todas las precauciones necesarias para encarar un día de sol “rajante” en la calurosa Buenos Aires, armé los equipos mientras esperaba nuevamente la llegada de Gustavo y Diego.

CIRCUNSTANCIAS PARECIDAS

Ya con las líneas en el agua, parecía que los peces estaban comiendo con desdén. Un toquecito y listo, nada que nos preparase para clavar ante la próxima señal. Por lo que repetimos la estrategia del día anterior y los resultados fueron fenomenales, dado que las bogas y carpas estuvieron presentes en abundancia, y además, se agregó un buen ejemplar de sábalo.

En el último tramo de la tarde se sumó Sebastián, otra joven promesa del representativo del Club, que se lució con unas buenas capturas.

EQUIPOS Y CARNADAS

Pescamos con cañas de 2,70 y 3 m. de longitud, es necesario recurrir a estas dimensiones porque así se simplifica la pelea cuando estos verdaderos colosos intentan buscar refugio debajo de los pilotes del muelle. Utilizamos reeles rotativos de bajo perfil cargados con multifilamento de importante grosor. Atentos a este detalle: me gusta pescar con  elementos sutiles, pero debí reemplazar el sedal dado que mi reel estaba cargado con multifilamento de 0,12, el que apenas rozando el material del muelle, se corta. Las líneas, de fondo con un plomo de 20 g. y dos anzuelos Maruseigo bogueros atados en brazoladas largas (utilicé una de 60 cm. y la otra de 1 metro). Estos aparejos comúnmente se conocen con el nombre de líneas “bigoteras”. Encarnamos con maíz remojado, y en algunos casos con la misma carnada pero procesada previamente, estacionada unos días con un poco de aceite y ajo.

EL FINAL

El sol se escondía tras los edificios de la ciudad, era la señal para terminar con la jornada. El Río de la Plata nos sigue dando satisfacciones, pese a todo. Está entre los pescadores el deseo de que algún día funcionemos bien como sociedad, cuidando y protegiendo el recurso, y poder así devolverle a este generoso río tantas alegrías caña en mano.

AGRADECIMIENTOS

Al Club de Pescadores, por la gentileza de siempre.

TECH TACKLE – Por acompañarnos en todos nuestros proyectos.

A los muchachos del Club, una masa.

readers comments
  1. CARMELO SAMPIERI on febrero 8th, 2019 12:42

    Querido Víctor…
    Impresionante la nota, bien explicada y con que equipos y carnada, un día soñado y la sensación que me dejo fue, que yo estaba allí, pescando con Uds., gracias, abrazo fraternal.

  2. admin on febrero 8th, 2019 12:59

    NdelaR: Abrazo Carmelo! Y nada de sensaciones, vamos a concretarla!

  3. Claudio on febrero 8th, 2019 14:29

    Excelente!!! Un lujo la pesca y el relato escrito de la misma. Felicitaciones a los pescadores por compartir sus vivencias y en especial al autor por graficarlas!!!

  4. admin on febrero 8th, 2019 18:03

    NdelaR: Gracias Claudio! Un abrazo.

  5. Roberto Grilli on febrero 8th, 2019 17:55

    Querido Profe, un lujo como siempre. Calidad en la pesca.

  6. admin on febrero 8th, 2019 18:04

    NdelaR: Muchas gracias Roberto! Trabajamos para eso (y además, disfrutamos). Un abrazo!




571 views