LAGO MORENO, TODO EL AÑO PARA PESCARLO thumbnail

LAGO MORENO, TODO EL AÑO PARA PESCARLO

  ·   Ir a comentarios

Al cierre de otros ambientes, el lago Moreno en tres muy cortas visitas respondió como de costumbre aunque, quizás por el escaso tiempo pescado, con portes inferiores a las grandes truchas obtenidas en otras oportunidades…

Por JORGE LOPEZ BASAVILBASO

Este viaje fue atípico, desde su comienzo en Chile, donde al principio pude hacer una pesca aceptable en cantidad, no así en calidad. Por lo menos comparando con las pescas de grandes salmones que he realizado en años anteriores.

Pesqué las cercanías de la boca del río Blanco y casi al comienzo, una mañana temprano, del otro lado, a unos 150/200 metros y con mínima luz del amanecer, divisé tres personas que empujaban un bote por la playa pedregosa hasta el lago, obtenido esto, uno desapareció tras la espesura y los otros dos en una actitud más que clara comenzaron a circular lentamente, uno remando y el otro levantando los peces que habían quedado en las redes. Esto se repitió casi diariamente.
Para peor el acceso indiscriminado que se permite en el predio privado al que siempre concurro, dejando la tranquera abierta (de esta forma entran todos los vehículos que deseen hacerlo) perjudicando a los pescadores que ocupan las cabañas linderas al río y lago. Conozco perfectamente que no se puede y no se debe prohibir el acceso de personas a los pesqueros, pero una cosa es que puedan llegar a pié (lo que reduce el interés de los mismos debido a la distancia desde la ruta) y otra que lo hagan con autos, camionetas y hasta un camión en esta oportunidad!

Los sábados por la tarde y domingos puede ser caótico: he pescado por derecha viéndome rodeado por líneas que volaban y afectaban mi vadeo y seguridad, y cuando digo líneas me refiero a líneas de fondo con plomadas provistas de triples cargados de huevas de salmón, líneas con boya y el mismo tipo de carnada que se lanzaban a la corriente del río y eran impulsadas por ésta hacia zonas productivas. He visto a otros tres, entre esos “pescadores” llevarse bastante más de 20 salmones. Uno de esos aparejos en otra oportunidad me pinchó el wadder…

Me fui de Chile con bastante decepción y encaré los últimos días de vacaciones en un viaje a Bariloche con algunas intenciones de pesca pero con más agradables compromisos familiares y sociales. Me sentí bien al llegar a dicha ciudad y más aun con la cálida recepción por parte de Miguel y Adriana Vanadia en sus cabañas, a lo que agregaría de nuestra parte un mayor contacto familiar, agradables cenas y muchos paseos turísticos, cosa esta última que la ciudad y sus cercanías ofrece a montones.

Miguel, a quien he llevado a que practique la pesca, de entrada me acompañó al Moreno, lago que tiene la enorme ventaja de tener sus primeros pesqueros muy cerca de Verdesol, lo que evita el uso del auto para llegar a un lugar de pesca. Como contrapartida a lo expresado sobre la falta de control en el chileno lago, en éste, de entrada, me gratificó la presencia y control de Prefectura.

El tiempo más frío, más seco y con escasa lluvia por esos días (solo hubo uno de lluvia fuerte) favoreció mis salidas madrugadoras para intentar con grandes truchas del Nahuel Huapi, que en esta oportunidad, pese a las repeticiones de idas, no pude encontrar.
Mezclé estas salidas con escapadas cortas al lago Moreno con Miguel, que amablemente me acompañaba y colaboraba como pescador y también como fotógrafo pese a sus tareas relacionadas con las cabañas.

En promedio, cuanto menos, cada ida significaba una captura. Hubo devoluciones respetando el reglamento y alguna trucha para comer.


En los primeros metros con cierta densidad (aunque permite el paso en vadeo) y aun mas allá la costa tiene algunos juncales que se pueden aprovechar para pescarlos con mosca, cosa que no hice debido a que las escapadas eran cortas y además tenía el wadder pinchado y opté por largos lanzamientos con cucharas, generalmente tipo Toby y Coster.
Recorrimos turísticamente, pese a que hace 48 años que voy, Bariloche y sus zonas cercanas y no tan cercanas, que son un encanto para la vista y muchas veces para la pesca, cenamos en confortables Restoranes y pizzerías como así también en una oportunidad fuimos invitados, junto a nuestros parientes, a hacerlo por Miguel y Adriana en su casa con la compañía de su hija Laura, su yerno Richard y sus nietos Eleonora y Amadeo. Un habitual gesto de amistad.

Un compromiso de encuentro establecido previamente al viaje con un operador en Chile, no me permitió estar más días en Bariloche, los que podríamos haber disfrutado, y el período corto de vacaciones que disponía y un no arreglo previo pensando en los tiempos, también me impidió alguna pesca que deseaba hacer en la zona de San Martín de los Andes.
Volviendo al lago Moreno y las cabañas, el lago tiene una buena ventaja, la que permite la pesca todo el año, con devolución obligatoria a partir de mayo. Para el pescador inquieto y resistente al frío, es una excelente oportunidad para viajar fuera de los meses que se conocen como más habituales en la pesca de truchas.

A eso le puede agregar la excelente calefacción y confort general de las cabañas, los paseos por la ciudad y otros sectores y por qué no también disfrutar la próxima temporada de esquí.

Sobre esto último puedo decir que ya a fines de abril, las dos noches finales llovió en los cerros y las consecuentes nevadas dejaron una intensa capa de nieve que no existía cuando llegamos desde Chile. Seguramente será una buena temporada de nieve.

SERVICIOS

Cabañas Verdesol Bariloche – Circuito chico Km. 19,8 Tel (0294)4477021 /15-4656332.
www.verdesolbariloche.com.ar[email protected]

SERVICIOS EN RUTA

Cuando se viaja en auto, como es mi caso y teniendo en cuenta distancias, es útil tener algunas referencias. Les aporto algunas de buen servicio y precios accesibles:
General Acha, La Pampa: Hotel Traful, Balcarce 53 – [email protected] – Tel 02952-432761 – Parrilla El Cazador, a metros de la ruta, sobre la rotonda de acceso a la ciudad.
Colonia 25 de Mayo, La Pampa: Hotel La Virgen, Rotonda puente Dique. Al lado del ACA. Reservas: 0299-4760463/4107829 – Sr. Julián Centella (tiene convenio con descuento del 10% para clientes de Cabañas Trabunche (San Martín de los Andes) de mi amigo Ernesto “Tito” García (para obtener el descuento mencionar esto tras la consulta de costo). Sugiero preguntar en hotel donde cenar, hay dos buenos lugares, uno a cada lado del mismo.

AGRADECIMIENTOS

A Richard Sena y Laura, yerno e hija de Miguel y Adriana, también a los nombrados en últimos término por sus aportes y buena onda.

readers comments
  1. Daniel on mayo 14th, 2018 10:39

    Muy buena nota y que lindos lugares, te felicito Basavilbaso.

  2. pezzoni luciano on mayo 14th, 2018 13:07

    muy bueno el revelamiento e informe de pesca. Saludos jorge

  3. ATILIO LONZI on mayo 15th, 2018 12:04

    MUY BUENA LA NOTA COMO TODAS LAS QUE ENVIAS , JORGE. DAN GANAS DE AGARRAR LA CAÑA Y SALIR A BUSCAR ESAS PIEZAS. UN ABRAZO

  4. ATILIO LONZI on mayo 15th, 2018 12:05

    Y MUCHAS GRACIAS.




423 views