TARARIRAS, SEGUNDO ROUND thumbnail

TARARIRAS, SEGUNDO ROUND

  ·   Ir a comentarios

Tras la excelente pesca hecha unos días atrás en la laguna “El abuelo” de Bragado, y al ver esto nuestro amigo Josi mientras estaba de vacaciones, quiso a su regreso ir a experimentar esa explosión de ataques…

POR WALTER GASTALDI

Así que junto a los Gerstner, Martín Fabián, y el joven Facundo, salimos hacia Bragado en lo que para nosotros era el segundo round.

Los mejores horarios para pescar en esta laguna son el amanecer y el atardecer, por lo que a las 6 AM con las primeras luces del alba, ya estábamos pescando.

En lo que fue el primer round días atrás, había hecho los dos primeros tiros y ambos con captura, entonces me dirigí hacia el mismo rincón, realicé el primer casteo y tuve un ataque, pero no captura. Igual me encantó!

En el segundo tiro, tuve otro ataque, también sin captura, y no era que los perdía, simplemente las tarariras erraban, tiraban el tarascón a unos10 cm. del artificial o le pegaban de abajo al señuelo que salía despedido por el aire. Esto es lo hermoso de pescar todo a superficie, pero los peces no tomaban el engaño…

Recién amanecía y la luz todavía era débil, pero el cielo era claro y por contraste puse un señuelo oscuro (un Hulk de @Vml bordó fuerte)

En este espejo el agua es totalmente cristalina, se daba el contraste perfecto,así que no lo atribuí a problemas de visión, tal vez el bajón de temperatura de los días anteriores – y de esa misma mañana – las dejó un poco erráticas, pero atacar, atacaban.

Al fin llegó la primera captura, subsiguieron otros ataques sin concretarse, y seguían erráticas, hice todo lo contrario a mis convicciones y puse un señuelo blanco (un Predator, también de @Vml) y no sé, ni lo sabré (es otro condimento que me apasiona de la pesca) es si fue el color, o que ya el Astro Rey se hacía sentir y el cielo se tornaba de un celeste intenso, pero la efectividad cambió radicalmente. Ahora los ataques eran más firmes, certeros, y obviamente finalizaban en capturas.

De allí en más fue un concierto de tarariras y recién eran las 7 y 30! Tuvimos actividad sostenida hasta la 12, cuando salimos a descansar, a secarnos, y a comer el terrible pechito de cerdo hecho magistralmente por Franco, el menor de los Petegoli, que nos atendió de maravillas. Un agradecimiento especial para él.

Después de encarar el suculento banquete, con toda la pesadez imaginable y con un calor abrasador, salimos a seguir “detonando” señuelos y moscas, ya que Josi y Martín se deleitaron con el Fly.

Para no aburrirlos más, la tarde fue igual de buena, con muchísimas capturas pero con pocas de lindo tamaño.

Facu, el pequeño gran pescador, se lució con una de buen porte, que me llamó la atención por su fisonomía, observen en una foto que estoy con él en uno de los “dobletes”, que el pez capturado tiene una cabeza desproporcionada con respecto a otros, verán que a la mía que si bien es más chica, se le nota una panza, la otra es grande, cabezona, y muy flaca. He sacado ejemplares así a principios de temporada y lo adjudiqué a que recién salían del letargo invernal y les faltaba comida, pero a esta altura eso es difícil que ocurra.

El pique está en un muy buen momento, es para aprovechar, vayan a visitar este espejo y disfrútenlo a pleno. 

La laguna tiene bastante agua todavía, hay sectores en los que supera la altura del pecho. Dicho sea de paso, esos fueron los lugares con más respuestas ya que el agua estaba allí a temperatura óptima. En los sitios bajos está muy caliente.

Deseo mencionar que el peligro de sequía está latente y avanza de manera alarmante, según un ictiólogo que hizo una reciente medición, el retroceso de las lagunas bonaerenses y del sur de Entre Ríos donde no hay afluentes, es de 6 cm por día. A ese ritmo en unos meses el panorama puede llegar a estar comprometido, así que salgan a pescar ya! 

readers comments




255 views