PIEDRAS BLANCAS CRECE Y PAGA MEJOR thumbnail

PIEDRAS BLANCAS CRECE Y PAGA MEJOR

  ·   Ir a comentarios

Esta población donde tantas vivencias comencé a tener unos 14 años atrás, fue mi destino más extendido dentro de una semana a la que le dediqué algo de pesca y paseos en solitario por el litoral…

POR JORGE LÓPEZ BASAVILBASO

Los últimos meses fueron duros en salud y que yo recuerde, últimamente sólo pude pescar en abril, en Bariloche. El viaje lo pudimos hacer gracias al esfuerzo enorme que realizó mi señora con un curso intensivo de manejo, ya que sin su aprendizaje no habría sido posible hacerlo pues por entonces, me veía privado de conducir con alguna seguridad.

No abundaré en detalles porque al lector le interesa la pesca y las actividades outdoor y no los problemas de salud, mencionaré solamente lo necesario como para que se comprendan “ciertas necesidades y estado anímico”.

Continuos estudios, análisis y demás me tenían “trastornado”, para que mencionar las entradas al quirófano, en las que tuve seis intervenciones en tres semanas y acá debo aclarar que la del 30 de mayo fue la que me devolvió el estado como para volver a manejar. Éstas continuaron hasta el 13 de junio y con un panorama de 12 días por delante sin atención médica con facultativos, con el cuidado de respetar todas las medicaciones y curaciones por mi cuenta, me hice el “hueco” para salir a las rutas litoraleñas y tratar de escapar al chaleco de fuerza.

Llegué a Piedras Blancas algo cansado pero bien, tras algo más de 500 Km. Hacía mucho que no viajaba al litoral con uno o dos de mis compinches habituales, colaboradores y amigos de la pesca, que además ponen sus autos y la conducción.

Reemplacé los habituales mates en la ruta por un “equipito” de café y lo que necesitara estaría en alguna estación de servicio. Daniel “Pila” De Carolis, había ofrecido su casa, su lancha, su compañía en la pesca para mi visita, pero cuando la gente, que como él, obra bien siempre, consigue cosas que quizás uno no espera. Una de las cabañas municipales y otros elementos dentro del Parque Pirayú por algún trato con la Intendencia/Secretaría de Turismo, estaban a mi disposición. Cabe señalar que fui sino el “descubridor”, si estuve entre los primeros que mostraron estos lugares en prensa hace muchos años.

El parque, además de su grandiosidad y belleza, tiene un dominio visual impresionante desde sus alturas.

Lo de “Pila” se encuentra en la calle principal. Tras los abrazos y saludos me acompañó a tomar posesión de la cabaña.

Tuve tiempo para descargar el auto. No preparé nada de equipo hasta no tener las pautas de lo que haríamos con “Pila”a la mañana siguiente. Una ducha, y al asado en una gran chimenea, que en su casa mi amigo estaba preparando.

Conversamos tupido. Y nos quedó mucho por hablar.

Hay una barranca empinada hasta el embarcadero y la playa de arena que se encuentra al costado de éste. La playa está cercada por un muro bajo de piedra, y la altura del río Paraná, que por esos días estaba estacionado entre 5,37 y 5,38 m., se encontraba a unos 10 cm. de sobrepasarlo.

Aquí cabe una reflexión para algunas zonas de pesca: un río desbordado que no baja ni sube, no produce correderas adecuadas, con lo cual y más aún estando muy alto, hace difícil encontrar al dorado que normalmente se mueve en aguas más rápidas.

El “puerto” se ubica justo en la junta del Arroyo Alcaraz con el Paraná y a su  vez el primero se junta con el Feliciano 14 Km. más al norte. Muy cerquita de la junta del Feliciano y Alcaraz a unos 2 km. está la piedra mora.

Navegamos el Alcaraz. Para mi gusto no tenía la corriente adecuada. A pura mosca con línea de flote haciendo lanzamientos precisos entre los palos de la orilla o del monte casi tapado por el agua. Una palometa tomó mi mosca, la clavé y lo que en la foto asoma de su boca era lo único que quedaba de una buena mosca para dorado.

“Pila” que ya hace un tiempo no trabaja más cómo guía, tuvo un accidente y se jubiló, sólo sale a pescar con amigos personales y con la ayuda de éstos,  me sugirió colocar una colita de morena en la caña de spinning con la que obtuve un lindo manduví amarillo.

Nos cruzamos al Correntoso donde bajamos la calidad pues sólo conseguimos algunos armaditos.

Entre charla y pesca no nos percatamos de que la hora avanzaba. En la zona de la piedra mora el ecosonda no delataba peces.

Continué con mi caña de mosca y línea de flote contra piedras, palos, yuyos, y todo obstáculo que hubiera pegado a la orilla.

Consideré no alejarme de la orilla porque, pese a las correderas que se separan de éstas, la profundidad es demasiada. Como solución a la línea de flote le puse un leader de 2,50 m. y moscas más o menos lastradas.

Mi idea (por la temperatura del agua) era conseguir doradillos y si pudiéramos conseguir alguno de mayor tamaño, mejor…

Las nubes, que estuvieron presentes todo el día, nos dieron un pequeño respiro, y cuando caía la tarde pudimos ver algo de sol. Coincidió con la pesca de doradillos, todos con mosca, que el último rato de luz me regaló alrededor de 5 o 6 capturas y un par de piques perdidos.

Llegamos casi de noche con sabor a pesca y con los pulmones con aire de río. Mi transformación iba en aumento.

Me apuré algo en la cabaña para no llegar tarde a lo del amigo, donde Claudia nos esperaba con unos canelones de carne picada y algo más que no recuerdo perfectamente pero que eran una delicia.

A las 9 de la siguiente mañana pasé a buscarlo para ir a la Intendencia donde nos esperaban Javier Godoy, Secretario de Turismo Municipal y Julio Cesar Weisheim, Intendente.

Teníamos previsto unas fotos y un reportaje para un canal de la televisión uruguaya.

Coordinamos futuras visitas y relevamientos con guías habilitados que la Municipalidad está en condiciones de indicar y/o recomendar, relevamientos que obviamente desarrollaré oportunamente.

Se hizo un poco tarde y nos llegó el mediodía. Era un momento no muy adecuado para organizar algo para el almuerzo por lo que propuse a Pila que junto a su amigo Santiago Marcelo Rosalez me pasaran a buscar más tarde, después de comer algo.

Nos quedaron 3 o a lo sumo, 4 horas de pesca (hay que considerar que a fines de junio los días son cortos y fríos).

Por unas correderas Santiago metió un dorado con morena y no habiendo más respuestas nos fuimos al lugar donde la tarde anterior había conseguido los dorados con mosca.

Anteriormente habíamos hablado sobre la forma de pescar la zona en cuestión con mosca y aunque creo que pese a que el ecosonda marcaba peces a profundidad, con mi amigo nos entendimos en las razones que generaban la idea de cada uno, pero no creo que en la posibilidad de resultados con ambas. El problema radicaba en que a unos 40 metros de la orilla en una corredera fuerte los dorados estaban a unos 30 metros de profundidad.

Puse una Cortland Quick Descent con 9 metros de hundimiento rápido en la punta, leader corto, moscas grandes, y para satisfacer a “Pila”, le pedí que colocara la lancha a 20 metros de la orilla procediendo a alternar tiros al frente contra la costa, recuperando muy rápido en los primeros tres, y lentificando en los siguientes. Al recuperar la línea efectuaba el siguiente tiro de revés, hacia la corredera, le soltaba línea para que profundizara más, y luego recuperaba. De esa forma cubría la costa y la corredera, unos 40 metros.

Puse un lanzamiento pegado a la orilla, recuperé rápido en los dos o tres primeros metros de la orilla, tras uno o dos metros de menor velocidad tomó el dorado de la foto de apertura de nota. Una vez más, además de la “Argentina”, otra mosca de mi creación con cabeza y lomo negro, cuerpo violáceo y reflejos azules, me daba buen resultado a repetición.

Con un dorado del tamaño del que se ve a continuación de este párrafo peleando con la corriente a favor, ramas y trozos de árboles que se interponen entre el pez y el pescador y un equipo de mosca por más adecuado que sea, la cosa se pone complicada. Ponerle el freno justo como para evitar “nos pasee” por donde quiera y nos deje enredados y a su vez no exagerar como para romper el tippet, la caña o cualquier cosa del equipo, no es tarea sencilla. Cuando inevitablemente se cruza bajo la embarcación hacia el lado opuesto sin que podamos hacer mucho más que bajar la caña y evitar el motor siempre, también elevamos alguna plegaria.

La gran satisfacción, fuera de la adrenalina que genera lo antedicho y  otras cosas, está en el momento en que lo podemos dominar, tenerlo unos segundos para la foto o filmación y sin ninguna duda, cuando lo vemos irse nadando con energía.

Esa noche Claudia nos esperó con un riquísimo arroz al azafrán y festejamos, ellos con bebidas gaseosas o jugos y por mi parte, como de costumbre, con un rico Malbec que siempre viaja en el auto.

A la mañana siguiente pasé a saludarlos, y tras acordar un pronto reencuentro con temperaturas ambiente no tan frías, continué rumbo al norte.

Mientras viajaba, y también antes reflexionaba sobre cuánto puede cambiar el estado de ánimo de una persona cuando se puede escapar de un ring donde “lo están moliendo a trompadas” y tras ello, se permite disfrutar de amigos y de la actividad que le gusta con pasión.

Les dejo los servicios y a continuación unos pocos comentarios sobre los días restantes que intencionalmente fueron más de descanso y sociales.

SERVICIOS EN PIEDRAS BLANCAS

Facebook: Piedras Blancas – https://es-la.facebook.com/Municipio-de-Piedras-Blancas-204127913085603/

Web: http://www.turismoentrerios.com/piedrasblancas/

www.piedrasblancas.gob.ar

Teléfono Turismo: 03438-49-5097

Celular Camping Pirayú: 03438-15-558433

Cómo Llegar: En mi caso viajo desde Buenos Aires por ruta 9 hasta el complejo Zárate/Brazo Largo, continúo por la ruta 12 hasta Ceibas, donde tuerzo a la izquierda hacia Gualeguay, traspaso Gualeguay y empalmo la ruta 6 como en dirección a La Paz, sólo que en el cruce de la ruta 39 tomo a la izquierda como yendo a Paraná hasta la 32 que va hacia el norte, doblando a la derecha, rumbo a María Grande y Hasenkamp. Cuando trasponemos Hasenkamp, que es un pueblito chico y precioso, al fin de éste doblamos a la izquierda, cruzamos el paso a nivel y tras 7 Km. encontramos la 12 que debemos tomar a la derecha por unos Km. hasta la entrada señalizada a Piedras Blancas. En esa entrada (a la izquierda) debemos recorrer 22 Km. para llegar.

……………………………………..

RUMBO A ESQUINA

Desde mi casa había hablado con Ramón Pérez, acordando que andaría en los siguientes días por Esquina pero sin poder precisar cuando. La idea no era salir a pescar por varias razones, entre ellas las expuestas. Si bien había mejorado mucho debía bajar el ritmo. Quedamos en que si no tenía todas sus habitaciones ocupadas, me cedía gratuitamente una para mi uso.

Llegué un sábado y Ramón estaba a full con albañiles porque está haciendo una gran ampliación, gente en cabañas ya ocupadas, etc. No obstante de inmediato me mostró la habitación con baño privado destinada para mí y me dijo que solo le faltaban detalles. Me pedía tiempo hasta la tarde para entregármela pues tenía gente realizando los últimos retoques. Esa noche tuve el gusto de estrenarla y Ramón, un caballero, hasta se disculpó por no haber llegado a tiempo a instalarme la TV.

Aproveché esa primer jornada para visitar gente amiga y ya me puse en contacto con el Secretario de Turismo con quien coordinamos hacer al siguiente día una nota para TV. Visité a Beto Zorrilla y Mary en Paso Fanega, a Ramón, Pepita y Miguel vecinos amigos, estuve en Puente San Rosa con pescadores.

En Esquina me contacté por WhatsApp con Arnoldo Rohner, visité a Carlitos Ramírez (Mojarra), actualmente en www.aventuraenesquina.com.ar , un excelente guía que trato hace unos 25 años. A los amigos Lavorato de El Aljibe a quienes conozco hace más de 30. Eran chiquitos por entonces y recuerdo mucho las conversaciones con sus padres.

Debido a la charla con el Secretario de Turismo (Turismo: [email protected] , Facebook Dirección de turismo Esquina , 03777-461108), hice también fotos y videos de cabañas o complejos que muestren a los uruguayos una parte de la gran cantidad de servicios de calidad que hay en Esquina. Recuerdo por ejemplo, entre otros, a Posada Casablanca, La Siesta Posada, Che Roga Catè, Rancho Pelo Largo, San Marcos, Posada Los Ceibos, Posada del Muelle, El Montecito, Posada Hambaré y algunos más.

Como integrante de Pescadores en la Red fui al Equé Porá Hotel, preguntando por Carlos Leguizamón, quien había salido momentáneamente, mientras lo esperaba conversé con Juan, un empleado que me dijo que Carlos entraba y salía seguido y ante su demora comenzó a mostrarme revistas de pesca en las que había varias notas de mi autoría. Me dijo que su patrón llegaría en un ratito y le mostraría las notas y le transmitiría mi inquietud por verlo, cosa que al final no pude hacer.

El segundo día en Esquina me fui a probar algunos arroyos que, por la altura del Paraná, podrían dar dorados pero el agua en ellos andaba en unos 8 grados.

GUAYQUIRARÓ

Estuve visitando a Fermín Machado, antiguo pescador comercial (cuando estaba permitido) quien años después conoció conmigo la pesca con mosca e hicimos muchas excursiones a tal fin. Una de ellas resultó ser una de las más extraordinarias pescas de dorados y chafalotes con mosca y señuelos.

LA PAZ

María Elena de Eben Ezer bungalows me proveyó desinteresadamente uno de ellos para hacer mis trámites en La Paz y quedarme a dormir allí. Esa noche cenamos junto a su esposo, un conocido guía, pizza de exquisita calidad.

Por la vida de una persona pasan muchas cosas, buenas, regulares y malas. La pesca es muy gratificante si se la puede practicar, es la mejor terapia, sobre todo cuando se atraviesan problemas. Ahí es donde uno se aferra a lo que tiene y se da cuenta que hay mucha gente buena alrededor, bien dispuesta, que genera bienestar y finalmente a los que están del otro lado con no tratarlos es más que suficiente.

En lo personal, regresé renovado y animado, ya estoy programando mis próximos viajes…

Les dejo un cordial saludo.

readers comments
  1. Pezzoni Luciano on Junio 29th, 2017 09:13

    Jorge, qué lindas las notas del litoral, los dorados y ambientes de pesca. Abrazo.

  2. Javier on Julio 5th, 2017 06:16

    Muy buena nota Jorge, mis felicitaciones por la difusión de estos rincones de nuestro País que merecen ser conocidos.




509 views