BOGAS DE OTOÑO thumbnail

BOGAS DE OTOÑO

  ·   Ir a comentarios

Aprovechando el feriado del viernes 24, mientras aguardamos la llegada del pejerrey, llevamos a cabo un relevamiento de pesca de bogas y carpas en el Río de la Plata…

POR VÍCTOR DE VÍCTOR

En los albores del otoño las especies de variada estival comienzan a retirarse paulatinamente. En las últimas dos semanas, el agua de los ríos ha experimentado una importante baja en su temperatura, comenzando así la etapa biológica correspondiente en la que se activa la pesca de las flechas plateadas, y bogas, dorados, manduvas, tarariras, y otras especies “de verano” se retiran a cuarteles de invierno, algunas migrando hacia el norte, y otras, simplemente inactivándose.

Llegamos al Club de Pescadores ya avanzada la mañana. El clima se presentaba muy agradable aunque con algo de neblina, mientras que el río invitaba a una linda despedida pescando las especies que elegimos para este relevamiento.

Saludamos a amigos con-socios y buscamos un pesquero para ubicarnos bien. El muelle tiene cebadero constante y las expectativas de obtener una muy buena boga están siempre latentes.

MANOS A LA PESCA

Especulando con el cambio de marea y con la provechosa “parada de agua”, momento en el que la pesca suele rendir muy bien, mi compañera me preparó un refresco mientras yo armaba los equipos de ambos.

LIVIANO, SIEMPRE LIVIANO

Como es nuestra costumbre para pescar bogas y carpas, preparamos dos equipos livianos de verdad. Las cañas, ambas de la marca Tech, una Scorpion de un largo de 5,6 pies 4/10 lb. de potencia, y la otra, una Mercurio 5,6 pies de longitud y 8/14 lb. de potencia, ambas sutiles al máximo, acompañadas por microreeles cargados con monofilamento de 0,25 mm. de diámetro. Las líneas,  fueron confeccionadas con una pequeña plomada corrediza de 10 g., tres microesmerillones, uno en el extremo proximal del aparejo, y los otros dos para ensamblar brazoladas con anzuelos Owner Mosquito n°2.

Encarnamos con maíz remojado previamente que provee el Club para sus socios, y con los inefables daditos de salamín y chorizo colorado. Es menester señalar la manera de encarnar. La boga roe la carnada desde afuera hacia el anzuelo, por lo que debemos presentar el engaño como lo indican las fotografías, prolijamente y en el caso del salamín, corazón vacuno y otras carnes y derivados, con cortes a modo de cubos o dados no demasiado grandes.

AL EXTREMO

Sin esperar demasiado comenzaron a picar las primeras bogas. Difíciles de clavar, porque no eran de gran tamaño, pero sí, muy enérgicas. Estos peces que capturamos en el primer rato de nuestra pesca no fueron descollantes, no obstante, ambas cañas brindaron un espectáculo arqueándose a su punto cúspide.

LO ESPERADO

Luego de un frugal almuerzo rearmamos nuestro stock de optimismo y volvimos a la pesca.

El cambio de marea nos obligó a pescar en el flanco norte del muelle. Entre un concierto de piques de bogas chicas pudimos obtener algunos muy buenos ejemplares que dieron una dura batalla a nuestros lábiles equipos.

Además de las bogas, una linda carpa tomó nuestra carnada. Varias corridas muelle afuera hicieron trabajar duramente a mi  caña Tech Mercurio ofreciendo para los presentes un espectáculo especial.

Obtuvimos algunas bogas más para terminar un día de pesca con muy buena pesca. Deseamos destacar que todas las capturas logradas fueron cuidadosamente devueltas a su medio por medio de las redes “mediomundo” que a tal efecto facilita el Club.

EL FINAL

La conjunción del río con el cielo en el momento de la caída del sol brinda siempre una hermosa escena que como una firma a modo de rúbrica, cierra de manera artística nuestras jornadas de pesca.

CONSIDERACIONES PARA TENER EN CUENTA

Chequee previamente el equipo y los aparejos, en especial si pesca con elementos livianos.

Encarne bien, como ya señalamos, es esencial que las carnadas estén bien presentadas.

Siempre pesque caña en mano, nada de cañeros ni posacañas, la repentización en la clavada producto de haber interpretado desde el tacto el momento justo, le dará muchas satisfacciones.

Devuelva siempre y con el menor daño posible.

ALGO MÁS SOBRE BOGAS

Leporinus obtusidens es una especie realmente sorprendente. Muchas veces he discutido con pescadores a los que he aseverado que a igual tamaño y con los elementos adecuados, la boga presenta una lucha igual, o superior a la que puede darnos el mismísimo dorado.

Los invitamos a releer la nota de Biología y comportamiento de las bogas que está publicada en nuestro portal: http://www.pescadoresenlared.com.ar/2011/11/algo-mas-sobre-bogas/

AGRADECIMIENTOS

Al Club de Pescadores, por la gentileza de siempre.

Tech Tackle – Fishing Evolution www.techtackle.com.ar por acompañar a todos nuestros proyectos

A mi esposa María Inés, incomparable compañera de pesca (y de vida)

readers comments
  1. Dick KELLER on Marzo 25th, 2017 13:53

    Excelente nota!

    La disfruté sentado en Temperley.

    Muchas gracias colega.

    Saludos cordiales

    Dick KELLER

  2. Diego Fernández on Marzo 26th, 2017 11:53

    Me sigo sorprendiendo con la pesca en el Río de la Plata. Los felicito, linda nota.




418 views