PESCA BINACIONAL CON CUCHARAS EN EL SUR thumbnail

PESCA BINACIONAL CON CUCHARAS EN EL SUR

  ·   Ir a comentarios

Según las ocasiones y el lugar donde se la practique, la pesca de orilla o en vadeo en el sur rinde bastante más en spinning con cucharas que la de Fly cast. En cantidad y en portes. Este viaje fue un claro ejemplo de ello…

POR JORGE LOPEZ BASAVILBASO

Paramos en Piedra del Águila. Nafta, provisiones y permiso de pesca que se consigue en la oficina de Turismo.

A San Martín de los Andes fuimos con mi señora mucho más en tren de paseo que de pesca, hacía ya un año que no veíamos a nuestro amigo Ernesto “Tito” García y a su familia, quienes, entre otras cosas siempre nos están invitando a sus Cabañas Trabunche. La idea era compartir más tiempo con ellos y hacerme unas escapadas de pesca con mi amigo de la pesca, el local Juan Martín Farías.

Fueron 4 días en los que, mientras la atención de las cabañas lo permitiera, conversáramos “tupido” y disfrutáramos cenas con Tito y familia junto a amigos de ellos provenientes de EE.UU. y de Buenos Aires. El amigo Farías una vez más tuvo inconvenientes para realizar parte de los programas de pesca acordados y en esta ocasión, aunque estuvimos en comunicación, su ausencia en los pesqueros fue total.

encuentro19

San Martín significó para mí un precalentamiento en la pesca, ya que según lo previsto la practiqué poco en esta oportunidad visitando de a ratos una vez el Chimehuín en una zona arbolada que por altura de aguas no me permitió castearlo con comodidad por lo que utilicé un equipo UL con cucharitas y no tuve un solo pique, el arroyo Pichi Liú en el lago Meliquina en unas tres oportunidades, el lago Machonico en dos y el Lago Lolog en una. Todo en lapsos cortos.

En una oportunidad vadee la desembocadura del río Hermoso en el lago Meliquina, donde he obtenido tantas truchas y en esta ocasión con equipo mosquero en primer término y luego en largos lances con cucharas no obtuve un solo pique. Cabe destacar que tanto la ida de pesca en el sector del Pichi Liú como en la desembocadura del Hermoso, paga por lo que se disfruta el paisaje, haya o no truchas.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAdsc03959

La temperatura fue alta para la época del año y esto influyó en que cerca de la orilla no se encontraran las truchas. En largos lances con cucharas y dejándolas profundizar, pude tentar algunas, no muchas ni de buen tamaño, como en el Pichi Liú, en el Machonico y en el Lolog. Solamente obtenía pique de portes medianos o chicuelos con lances muy largos.

En el Pichi Liú me divertí con el equipo UL utilizando cucharitas de 3 a 5 gr. que tentaron truchas de tamaño ínfimo.

dsc0523720161124_190941                            

La tranquilidad me invadía y aumentaba cuando soñaba con los “grandes salmones” que seguramente, como en otras ocasiones, pescaría en Chile.

Un viernes partimos hacia allá. Nuestro destino de años: Cabañas Río Blanco en el Lago Llanquihue a 285 Km. de San Martín de los Andes.

20161201_100109dsc05249

Esa tarde conversamos con la Sra. Magaly, a cargo de las mismas, y también con la gente que la ayuda, y a la siguiente mañana obtuve mis primeros dos salmones. Cómo? Con cuchara a largas distancias. Por qué? Porque la temperatura ambiente y la del agua sobrepasaban los límites habituales, había sequía y el deshielo estaba muy avanzado por lo que el río era casi imperceptible y los peces se refugiaban en las profundidades y a distancia.

dsc05251dsc05259

Ese sábado y el domingo recibimos la visita de nuestro amigo Brany, yerno de la Sra. Magaly, y conversamos horas con él fuera de mi habitual siesta y sin que afectara los extremos del día que se presentaban como los indicados para la pesca, ya que las temperaturas y lo explicado anteriormente hacían prácticamente imposible buenas respuestas. Así lo demostraban los resultados que tenían pescadores que intentaban fuera de los extremos de las jornadas.

El caso excepcional, como es costumbre es el de mi señora que pesca en las horas más insólitas y más de una vez me despertó a la hora de la siesta con uno o más salmones que ha obtenido.

dsc05240 dsc05241

El domingo, casi de noche, después de una insistente búsqueda durante más de una hora tuve 4 piques consecutivos. El primero fue de un salmón de los que estaba acostumbrado a pescar, fuera de la medida de los que salían. Lo estimé en 3 Kg. o quizás algo más. Pude verlo saltar a la distancia y tras una corta lucha, se desprendió.

20161127_220956 20161130_202900

Enseguida otro, más chico del que quedó parte del “labio” en el anzuelo. Y digo en el anzuelo porque todas mis cucharas no llevan triple, sino anzuelo simple con una colita de marabú al estilo mosca. Y enseguida el tercero, también chicuelo, que saltó y se fue. Tres en cinco minutos. Oscurecía e insistí hasta que casi de noche cuando me preparaba para que fuera el último lance, al realizarlo tuve el pique y esta vez no fallé. Comeríamos salmón.

dsc05268dsc05278

A la mañana siguiente me levanté con un fuerte dolor de cintura, que me afectaría los días restantes de vacaciones y también el viaje de vuelta.

El malestar al caminar y al lanzar me afectaba y debí disminuir rotundamente el tiempo de pesca.

dsc0531420161130_205906

La temperatura, con el correr de los días fue en aumento y los salmones desapareciendo. Comenzó el pique de las percas y mi motivación para pescar.

dsc05316rdsc05254

El volcán Osorno, el Puntiagudo y el Calbuco dominaban la zona, que con días despejados brillaba en todo su esplendor.

dsc05322dsc05260

En el camino a Lago Chapo, después de la población de Ralún (donde su puente divide el río Petrohué con el comienzo del Estuario de Reloncaví, -una larga lengua del mar-), más precisamente en Rollizo se aprecian interminables plataformas salmoneras.

Hicimos un “picnic” en el mencionado lago. Hacía años que no íbamos. Lo encontramos extremadamente bajo por el agua que le quitan para la central hidroeléctrica de Canutillar.

dsc05300dsc05301

El acceso es precioso exceptuando las partes que han quedado descubiertas tras la gran bajante. Efectué la bajada hasta el agua, lo que significaba recorrer unos 300 metros con pendiente de ida y otro tanto de vuelta en repetidas veces.

dsc05290dsc05298

Lo hice con cuidado y lentamente en varias oportunidades pues no se podía soportar el hacer la pesca continua debido al altísimo índice UV y a una temperatura más que elevada, a tal punto que el aire acondicionado del auto fue una constante en la ida y la vuelta.

Tres piques fueron los obtenidos, con una pieza, no de las grandes habituales, pero “respetable”.

dsc05281 dsc05289r

Intenté la pesca con mosca en el arroyo que, en esta oportunidad tímidamente, alimenta el lago. Busque distintos tipos de aguas en su curso, sobre todo la practiqué en los pozones, pero no tuve respuestas.

dsc05292 dsc05296

Al regresar a las Cabañas Río Blanco, desde la playa pudimos apreciar una preciosa luna, la que mediante un trípode pude registrar.

dsc05306dsc05325r

Un paseo por el río Petrohué y el lago de Todos los Santos, más alguna ida a Puerto Varas y trayectos cortos a Ensenada completaron nuestra estadía en Chile.

Bariloche es un lugar que no preciso describir, es famoso mundialmente. Hace 47 años que voy y en esta oportunidad no podía ser la excepción. Más teniendo en cuenta la necesidad de una posible atención con la cobertura médica que podría disponer en Clínica San Carlos (finalmente no fue necesario). Al malestar mencionado anteriormente se había agregado en el final de la estadía en Chile una gripe que iría en aumento.

Miguel y Adriana Vanadía nos recibieron afectuosamente en Cabañas Verdesol Bariloche.

bari01

Fui un par de veces al lago Nahuel Huapi, a un sector rocoso que visito en todos los viajes. Un lugar que paga poco pero que cuando paga lo hace con grandes tamaños. No tuve un pique. Al estar el nivel más alto que en abril (otra época en la que suelo ir) un gran sector de piedras bajas quedaban sumergidas tornándose peligroso vadearlas. Debido a ello hacía los lanzamientos desde unos cuantos metros más atrás, lo que restaba mucho recorrido a la recuperación de los lances en sectores productivos y más profundos.

Fuimos al lago Steffen y al río Manso. Fuera del alcance con la caña # 4 mosquera cada tanto subían truchas de 100 gr. a 1 Kg. a tomar algo que no alcanzaba a ver. Lamenté haber dejado los binoculares en Buenos Aires.

20161207_104926r 20161207_131739

Debido a ello puse secas atractoras, esforzándome y cambiando cada tanto, hasta que me cansé y comencé con ninfas como las conocidas Prince y Cooper John. Obtuve algunos piques, pero de piezas muy chicas.

dsc05333 dsc05336

Una tarde fuimos al Pichi Leufu Alto en función más de paseo que de pesca, donde en un rato con el equipo 4, obtuve una docena de truchitas de aproximadamente 10 a 18 cm.

dsc05353 dsc05359

Tenía ganas de probar el río Ñirihuau de pasada pero desistimos debido a la cantidad de gente que había haciéndolo. Las fotos del lugar corresponden al viaje de regreso a las cabañas.

dsc05365 dsc05366

En la mañana del último día completo que disponíamos, como a las 10 hs. (no habitual horario que resulta adecuado) decidí, pese a ello, insistir en el Nahuel. Me faltaba la trucha de buen tamaño de todos los años.

Tras unos 10 minutos tuve un pique que no olvidaré. Los 100 metros del 0,28 que había cargado en el tambor del frontal habían disminuido en cantidad debido a una “galleta” producto del viento y una vuelta mal enrollada, por lo que no contaba con reserva. En un sector más reparado y donde el viento soplaba a mi espalda favoreciendo el lanzamiento, conseguí realizar un tiro tan largo que el tambor se vació.

dsc05377dsc05371

Dejé que la cuchara profundizara y comencé la recuperación. Tras unos 5 metros tuve el violento pique. El lance lo había realizado en un ángulo de unos 130 grados y tuve la suerte que la trucha no corrió en sentido contrario, sino lateralmente tras un salto que la mostró en su magnitud. La calculé en alrededor de 4 kg. Una Arco Iris muy vital. Cuando se acercó a los 90 grados, ya había recuperado unos metros más con el freno cerca del límite de corte y no porque venciera su resistencia sino por el recorrido que hizo. Siguió hacia afuera sin sacarnos ventajas hasta que entró en lago abierto donde el carretel comenzó a girar rápidamente en sentido contrario. Un toque mínimo al freno me permitió desviarla hasta el punto de un ángulo negativo. Creería que recorrió, en una parte sobre la superficie coleteando al estilo pez vela, un trecho cercano a los 100 metros.

dsc05372 dsc05374r

De apoco la fui arrimando. Como tuve que seguirla terminé en un sector rocoso y alto donde tomarla iba a ser difícil.

El viento y el agua van tallando canaletas entre las piedras y vi una de ellas que me pareció apropiada para “encallarla”. Podría, debido a que dicha canaleta se encontraba algo más alta que el nivel normal del agua, aprovechar alguna ola y darle el impulso final para subirla junto a dicha ola.

dsc05370dsc05376

Lo conseguí parcialmente, ya que encallé algo más de la mitad de su cuerpo. Confirmé visualmente y a centímetros de distancia mi apreciación de los 4 Kg. mínimamente. Acostado sobre la roca lista para tomarla, entre los coletazos para zafar consiguió cortar la unión del nailon con la cuchara y pese a intentar trabarla con la misma caña consiguió escapar.

Un sabor agridulce, más agrio que dulce, me acompañó rumbo a la cabaña.

Había tenido un pique menor, también fallido, y conocía que dadas las circunstancias, ese era el difícil lugar para obtener una buena trucha pero no debían faltar el trípode y un copo largo. La pesca en solitario resultaba, en dicha circunstancias, complicada.

Lo planifiqué junto a Miguel, quien no es fana de la pesca pero si de la naturaleza y fuimos la ultima tarde un par de horas, las finales de luz diurna. Miguel a cargo de trípode, cámara y copo, listo para asistirme. Pero el nuevo pique de una gran pieza nunca llegó.

Espero en abril poder volver al sur por una pesca mejor y algo más de acompañamiento de la suerte.

DATOS ÚTILES

Utilizo seguido cucharas tipo Toby, bien cortas (se ven pocas en el mercado y en Bariloche consultando a Miguel el les puede indicar donde hacerlo). Para ser más exacto tienen 62 mm. de extremo a extremo en su parte más larga sin considerar los llaveritos, triple y esmerillón. Normalmente vienen de fábrica plateadas o cobreadas. En mi caso, en la cara interna las pinto como se puede ver en fotos y también cambio triple por simple anzuelo.

El secreto es que la toman peces chicos y no la desdeñan los grandes. El grueso espesor metálico que tienen le da un peso concentrado y aerodinámico de forma que con nailon fino se puede alcanzar larga distancia en los lances.

dsc05271dsc05343

Conocemos que ese formato tiene un movimiento muy atractivo que incita a los peces a atacar y si a un nailon del 0,26 o 0,28 le agregamos una salida del 0,33 al 0,37 podremos arrimar  o hasta levantar la trucha tomando la parte más gruesa del nailon, evitando cortes como el que tuve.

Aclaro que la galleta que mencioné significó no solamente la pérdida de metros de nailon y del pez, sino también de la salida soldada que había efectuado previamente, y que de estar, hubiera impedido el escape de la trucha.

fund

SERVICIOS

San Martín de los AndesCabañas Trabunche de Any y Tito García. Obeid 934 – Tel/Fax (02972)-428352 / 425572. www.trabunche.com.ar  – Correo: [email protected]

Chile, 10ª Región (de los lagos)Cabañas Río blanco de Magaly Brimtrup Birke y su Hija Carmen Weisser. Ruta 225 Km. 35 – Entre Puerto Varas y Ensenada – www.rioblanco.patagoniadechile.cl  Teléfono: 00-56-65-233-5321 – Tienda de Pesca Queen Fish – San Pedro 571 “A” Puerto Varas – Tel. 65-2230650 – http://www.pescapuertovaras.cl , [email protected] – Sr. Emir Jadue – Asesoramiento, servicios y venta de artículos de pesca, especialidad Fly Cast.

BarilocheCabañas Verdesol Bariloche – Circuito Chico Km. 19,8  – Tel. (0294)447-7021 / 15-465-6332 www.verdesolbariloche.com.ar  correo: [email protected]

SERVICIOS EN RUTA

General Acha, La PampaHotel Traful – Balcarce 53 Tel./Fax (02952)432761/412761 [email protected] 

Parrilla El Cazador – Rotonda de ingreso a la ciudad, a metros de la ruta

Piedra del ÁguilaRestorán y rotisería El Buen Gusto – Los Cerritos 276 (frente al ACA, del otro lado de la ruta)

Otros puntos en ruta – Si Ud. se aloja en Cabañas Trabunche puede consultar a Tito García quien le informará donde, mencionando estadía en sus cabañas, le harán descuentos en diferentes hoteles.

Les dejo un cordial saludo

saludo JLB 815 x 188 Pescadores

readers comments
  1. Horacio Radío on diciembre 21st, 2016 15:12

    Jorge, como ya nos tenes acostumbrado a todos tus relevamientos durante todo el año, en este en especial,nos invitas y entusiasmas, a recorrer nuestro sur, con infinidad de posibilidades para la pesca y disfrutar junto a la familia. Destacando tu sinceridad en cuanto a lo que pesca se refiere. Sin dejar de reconocer que Chile tiene lo suyo y que es una propuesta interesante para tener en cuenta. Abrazo cordial a toda la familia pescadora.




474 views