GOYA CON MOSCAS Y SEÑUELOS thumbnail

GOYA CON MOSCAS Y SEÑUELOS

  ·   Ir a comentarios

Una lluvia torrencial, vientos fuertes, luna poco adecuada y otras contras no nos impidieron redescubrir las bondades de Goya en su pesca, en su gente y en sus magníficos servicios, los que recibimos de una excelente compañía…

POR JORGE LÓPEZ BASAVILBASO

Eran más de las 22.00 hs. de un domingo de noviembre y caminamos un poco la costanera apreciando el movimiento de gente que disfrutaba admirando el río al frente, practicando pesca de orilla con líneas de variada y otros, simplemente, estaban en el parque mateando o tomando helados que adquirían en el lugar.

Nos encaminamos hasta la plaza principal para buscar donde cenar, encontramos la catedral y un restobar volviendo. Una variedad de pizzas muy ricas fueron probadas por los hambrientos viajeros después de alojarnos en el confortable y completo Apart Hotel Costanera de nuestros anfitriones Matías Germán Mañanes Romano y Vanina Stortti.

Goya01 Goya02

Nos fuimos a dormir muy tarde y debíamos madrugar. Habíamos salido con Luciano Pezzoni desde Buenos Aires y tuvimos lluvia hasta La Paz. En Zárate nos encontramos, a la hora acordada, con Daniel Suigo, el guía de Baradero con quien realicé varias notas para Pescadores y otros medios. El cielo estaba encapotado pero en Goya no había llovido pese a que el pronóstico lo había anunciado como el peor de los días de lluvia previstos.

Amaneció cubierto sobre la ciudad y más al sur, nuestro itinerario de pesca, pintaba para tormentas. Desayunamos en el lugar adecuado del Apart junto a Matías y organizamos la estadía. Recibimos sus consejos y sugerencias y partimos al encuentro del guía que nos había asignado y que es parte del servicio de alojamiento, pesca y paseos que ofrece.

Goya34

A menos de 100 metros estaba el traccker listo y conocimos a Fernando “Toto” Cuevas, el guía, que nos terminaría resultando una revelación. Una cómoda plataforma de casteo en proa me serviría durante parte del día para los casteos con mosca. En popa Daniel y Luciano operaban momentáneamente en Spinning y Bait. Cubríamos las distintas modalidades.

Navegamos hacia el sur y después de pasar la junta del riacho Goya (un brazo del Paraná) con el río madre, Toto vio un dorado cazando. Arrimó despacio y todos estuvimos listos para efectuar los lanzamientos para tentarlo. Al estar en proa y con mosca me correspondía el primer lance, detrás estaban los señuelos para ser lanzados simultáneamente en caso que el dorado no tomara mi mosca. El lance fue pegado a la orilla, casi diría perfecto, intencionalmente un metro antes del dorado. La mosca le llegó de costado y la moví frente a él. Debe haber parecido un pececito tratando de escapar y el voraz la tomó con ímpetu. La clavada fue efectiva, la corrida violenta contra corriente y comenzó la batalla. Me volvió a deleitar después de un tiempo la Sage XP que tengo hace 16 años y que me permite lanzar lo que se me ocurra. El gusto fue mayor por el uso de mosca argentina de mi creación, ya hace unos cuantos años. La realizo hace 3 o 4 años en materiales más modernos y livianos entre los que ahora utilizo un Craft Fur de mucho mejor calidad que el que venía utilizando hasta hace unos meses atrás.

Goya04 Goya05

Conseguí así el dorado de la foto que encabeza la presente nota. A continuación, metros más adelante vimos aves en la orilla y el guía fue directamente a esa zona donde los señuelos consiguieron un par de piques.

Recién comenzábamos a pescar y el entusiasmo ya tenía valores altos pero dos o tres minutos después explotó el cielo. Truenos, rayos y lluvia torrencial no nos dieron tiempo a cubrirnos con equipos de agua (no los teníamos puestos debido al calorcito). Nos metimos en un rancho abandonado en la boca del Isoró, rio protegido que pensábamos pescar suponiendo dorados mas chicos pero en mayor cantidad que en el Paraná. Nos mojamos completamente. Alcanzamos a bajar el termo y equipo de mate e hicimos tiempo bajo un quincho. El viento fuerte se hizo presente y el mate nos hizo bien. No sentíamos frío pese a la mojadura. Después paró la lluvia pero no el viento. A poquísimos metros del lugar del refugio Luciano clavó un dorado en spinning que zafó antes de llegar a fotografiarlo.

Goya06 Goya07

Nos fuimos secando mientras recorríamos y pescábamos en el Isoró. Avanzamos hasta unas correderas donde efectuábamos lances bien precisos sin respuestas. Lo navegamos, quizás unos 5 kilómetros o más, probando aquí y allá. Hubo algunos toques tímidos y navegando vimos una espantada de varios dorados en un lugar poco lógico, según nuestro criterio, como para que estuvieran. Evidentemente alguna alteración había producido la tormenta.

Al decidir no seguir avanzando encontramos un lugar para “el picnic”. Bajamos mesa, bancos y todo lo necesario como para pasarla bien disfrutando lo que nos tenía preparado el guía: Una picada muy buena.

Goya08 Goya09

Regresamos al Paraná aunque suponíamos que salir del Isoró, con el refugio que implica su importante arboleda, significaría un castigo por el viento del Paraná, lo que efectivamente se produjo. Más que nada porque incomodaba las derivas en las pescas al golpe, no tanto en los trayectos de un punto a otro donde el casco hidrodinámico no transmitía en demasía el golpeteo del oleaje. Volvimos al punto donde habíamos visto antes las aves y al del lugar del primer dorado. El viento hacía de la suyas dificultando la deriva pero la pericia del guía permitió, pese a las dificultades, que volviéramos a pescar. Fuimos bajando el Paraná golpeando la costa, mayoritariamente con señuelos y solamente alternando el único equipo mosquero que armamos debido a la tormenta.

Goya10 Goya11

En el trayecto hacia el Soto, el Guarapo y la boca del Alemán encontramos lluvias plateadas de mojarras diminutas que Toto llamó Mostacillas. Las vimos en diferentes lugares y sobre ellas enviamos nuestras ofertas artificiales. Se notó que escapaban a doradillos porque nuestros envíos evidentemente resultaban demasiado voluminosos y solamente conseguimos dos o tres piques de minúsculos dorados. Una escuela destruida por la última creciente apareció ante nosotros.

Goya12 Goya13

Pescando al golpe la diferencia se hace colocando la mosca o el señuelo con excelente precisión, por eso muchas veces quien se pasa o excede en un metro o menos no pesca. Cuando las condiciones no son óptimas para la pesca, hay que llegar “muy jugado” y en dichas condiciones aumentan los riesgos de dejar colgados los artificiales. En un día completo pescándolo a full se efectúan centenares de lanzamientos y es bastante lógico enganchar moscas o señuelos, lo que obviamente sucedió en repetidas oportunidades. Ahí, además de otras virtudes, Toto demostró una calidad excelsa en la recuperación de señuelos que ya dábamos por perdidos.

Goya14 Goya15

Llegamos a Goya prácticamente de noche, cansados tras unas 12 horas de pesca, contentos por no haber fracasado en una jornada propicia para que ello sucediera. Sin duda el guía tuvo importante responsabilidad en ello y los pescadores completamos el cuadro.

Nos despedimos de Toto, el buen guía, en la plataforma de la Fiesta Nacional de Surubí convencidos de volver a pescar con él y a metros nos esperaba el confort del apart hotel donde la ducha fue reconfortante esa noche.

La mañana siguiente arrancamos a las seis con un programa totalmente diferente. A las siete ya habíamos desayunado y cargado la camioneta de Matías y en ella nos fuimos los cuatro hasta Lavalle y de ahí por caminos de arena y tierra hasta Punta del Rubio, entramos en un campo y bajamos una lancha más chica de Matías por un terreno en declive muy arenoso y donde están preparando cemento para afirmarla. El tema es que no estaba habilitada en el momento que fuimos y bajar con arrastre por un arenal no es difícil pero subirlo, por más doble tracción que se tenga, cambia las cosas.

Una playa de arena nos recibió flanqueada por cordones pedregosos en altura, los primeros que aparecen desde Goya hacia el norte, antes de Ita Sirí. Suelen ser estos lugares pesqueros de grandes dorados y por ellos fuimos. Al menos era la idea con la que partimos esa mañana.

Goya16 Goya17

En los paredones, aunque parecían óptimos, vimos poco movimiento. En un momento determinado emergió un gran dorado atrapando un forrajero. Llovieron señuelos pero no hubo respuestas.

Nos corrimos 5 minutos más al norte hacia otro sector de piedras sin acusar el más mínimo toque. Sin duda los 10 o 12 grados menos con que nos encontramos esa mañana tras el viento sur y con relación a la anterior produjo “una parálisis” en los peces.

Seguimos remontando y costeamos un banco y su veril profundo, lugar donde se encontraban centenares de aves que en ese momento no parecían comer. Estaba difícil.

Goya18 Goya19

Encontramos un arroyo, El Magnífico, que vuelve a comunicarse con el Paraná más arriba, similar al Isoró en su ancho y otros detalles con mayor correntada en partes y menor en otras. Matías anunció que le tenía fe. El sol comenzaba a hacerse sentir y levantó unos grados la temperatura. También teníamos protección del viento. Decidimos remontarlo y al pasar observamos carpinchos, yacarés y otros curiosos ejemplares que en muchas partes no se ven a menudo.

Goya20 Goya21

Nos largamos por el centro del cauce en deriva controlada, pudiendo así llegar a un lado y a otro. Matías no se equivocó en su pálpito. Con un señuelo muy alargado color verde Daniel clavó un dorado de buen tamaño en baicast. La lucha fue entretenida y le permitió lucirse aunque le presentó dificultades. Una fue cuando intenté subirlo porque el bogagrip resultó chico para, a mi criterio, la desproporcionada mandíbula que no permitía un buen cierre de dicha pinza. Lo levanté tomándolo de la panza con el brazo por fuera quedando el pez entre dicho brazo y el lateral de la lancha. Al no funcionar bien el bogagrip se nos complicó un poco la maniobra dentro de la embarcación pero, tras las fotos, pudimos oxigenarlo bien y regresó en buen estado a su medio.

Goya22 Goya23

Unos metros más allá frente a un florido sector, un yacaré se asoleaba distraídamente en tierra, más precisamente en una brecha abierta entre los carrizales.

Goya24 Goya25

El litoral, en general tiene una magnifica fauna y por estos lugares ya se encuentran, a menudo, cantidades de animales que debemos cuidar para que futuras generaciones puedan seguir disfrutando.

Goya26 Goya27

Nos íbamos acercando al Paraná y al llegar a éste tuve un pique en baicast con el infalible lipless Flap Jack 90 azulado. Lamentablemente el dorado se desprendió.

Goya28 Goya29

Unos metros más allá Luciano en Spinning, con un Spinner bait de Alfers, consiguió un surubí.

Goya30 Goya31

Estábamos muy demorados con relación a la hora prevista para el regreso a Buenos Aires debido a que queríamos evitar la noche en la zona estropeada de la ruta y, si bien había mejorado el pique con el aumento de temperatura, decidimos jugar las ultimas cartas volviendo a buscar otro dorado de buen tamaño en la zona de piedras aledaña al sector donde dejamos la camioneta.

Le hicimos un par de pasadas pero encontramos poca presencia de dorados. Nos acercamos a la playa, descargamos la lancha mientras Matias bajaba la parte difícil de la barranca con la camioneta y el tráiler. Montamos la lancha sobre el tráiler e intentamos subir con la doble tracción. Debido a los huellones y la arena más blanda por el sol, se quedó atascado en la mitad de la barranca. Trabamos el remolque desprendiéndolo del vehículo tractor y éste último pudo subir hasta una parte más firme. Con hierros, sogas, bastante esfuerzo, inventiva y tesón conseguimos hacer subir el tráiler con la lancha sin necesidad de ir a buscar un tractor.

Goya32 Goya33

Regresamos a Goya cansados por los 3 días de actividad intensa y pocas horas de sueño pero contentos al comprobar que todos pescamos, no mucho, pero comprobando que Goya paga aún con malas condiciones climáticas, que en oportunidades lo importante no es pescar tanto sino simplemente estar pescando y sobre todo con gente muy profesional y que brinda sus servicios con calidez, buen humor y mejor disposición.

LOS EQUIPOS DE PESCA

Se conformaron con cañas mosqueras Sage XP y Surfish Cherokke # 8 y 7/8 con líneas Cortland Quick Descent y otras de variado grado de hundimiento y también de flote. En la práctica rotó la XP con preponderancia de uso de la mosca Argentina, de mi creación pero en la oportunidad un modelo en Craft Fur, equipo que rindió bien. Cañas de spinning DAM y Berkley con reeles Spinit Classe 30 con monofilamento y Daiwa con multifilamento. Cañas de Bait Daiwa Apollo Gold 1962 y Daiwa Procyon con reels huevito Marine Sport Titán 900 y Shimano Curado 201 ambos con multifilamento 18.

LOS SERVICIOS RECIBIDOS

Costanera Apart Hotel, con la atención de Matías Germán Mañanes Romano y Vanina Stortti, servicios de pesca y paseos náuticos [email protected], [email protected] Tel (03777)431884 Cel. (03777)15598152

Goya34

Guía Fernando Germán “Toto” Cuevas [email protected] Facebook: La Cabaña de Toto Aventura. Cel. (03777)15-526135

GOYA TURÍSTICA (Especial para aprovecharla en época de veda de pesca). fuente: www.turismogoya.gov.ar

TURISMO CIUDAD

PASEO ARQUITECTÓNICO: el patrimonio arquitectónico es una de las cualidades que hacen a la ciudad de Goya, única en el país. El Teatro Municipal es el teatro más antiguo de la Argentina en funcionamiento, data del 1879. Sin dudas una reliquia invaluable para la nación. Por otra parte, en Goya se encuentran la Sociedad Italiana, el Club Social, la Casa de la Cultura, la Escuela Normal y una gran cantidad de casonas construidas en el 1800, de estilo italianizante. Por último, complementado el atractivo turístico, Goya posee con una Catedral e iglesias que completan el gran patrimonio arquitectónico.

CICLOVÍA: la ciudad de Goya tiene una gran cantidad de ciclistas amateur que utilizan este medio de transporte sustentable para desplazarse por la ciudad. Es por ello que se han delimitado circuitos de ciudad y bicisendas que posibilitan realizar visitas auto-guiadas.

RECORRIDA POR PLAZAS Y PASEOS: Goya cuenta con hermosas plazas, parque y paseos. Se destaca la plaza San Martín con el monumento al General San Martín y el monumento a las Golondrinas. El paseo Camila O’ Gorman y el paseo de la costanera, recientemente inaugurados, embellecen la ciudad. Cada plaza y paseo encierra una historia que transforman a Goya en una ciudad histórico-cultural.

BICICLETAS ACUÁTICAS: en las inmediaciones del barrio Matadero, donde se encuentra el vivero municipal, se halla la laguna Matadero, un lugar ambientalmente sostenible gracias al trabajo de la comisión vecinal, quienes compraron botes a pedal para realizar paseos a través de la laguna.

EL SERPENTARIO: las características subtropicales de Goya hacen que sea un lugar excelente para descubrir serpientes, lagartijas, arácnidos, y otras especies en gran variedad. La ciudad cuenta con un serpentario municipal, el primero de toda la provincia de Corrientes y uno de los primeros a nivel nacional. Allí se puede conocer todo sobre estos seres vivos tan exóticos.

TURISMO ISLAS

PESCA DEPORTIVA: principal atractivo de la ciudad, la pesca deportiva, en todas sus modalidades, atrae a miles de turistas. Cuenta con lugares increíbles para realizar este maravilloso deporte durante todo el año, utilizando el río Paraná y sus afluentes donde es posible capturar gran variedad de especies, siendo el surubí la más buscada.

La última semana del mes de Abril de cada año se realiza la Fiesta Nacional del Surubí, la cual cuenta con un espectáculo náutico de características únicas en el mundo.

PASEO NAÚTICO POR EL PARANÁ: zarpando desde el flotante, ubicado en la costanera, a través del Riacho Goya, se puede conocer la ciudad desde el agua, apreciando los diferentes clubes náuticos, cabañas y quintas. Además, los paseos recorren espacios naturales donde abunda una enorme flora y fauna autóctona.

TRAVESÍA POR LA RESERVA NATURAL ISLA LAS DAMAS: esta reserva se encuentra frente a la ciudad, rodeada por una flora y fauna exuberante. En este complejo pueden verse animales tales como: el mono aullador negro, lobito de rio, zorro de monte, corzuela parda y roja y carpinchos. También cuenta con senderos para realizar turismo aventura y un mirador que invitan a reconocer la isla y la ciudad desde la altura. El turismo aventura cobra vida en espacios vírgenes como los que presenta la reserva.

AVISTAJE DE AVES: Goya cuenta con una pequeña isla enclavada en el medio del Paraná que atrae a miles de pájaros tarde a tarde. Todas las aves de la zona vienen a dormir a este lugar, brindando un espectáculo maravilloso y digno de ser fotografiado. Al pasar con la lancha las aves despegan en vuelo y cruzan en gran cantidad a pocos metros del visitante.

TURISMO RURAL

CIRCUITO DE CAPILLAS RURALES: la provincia de Corrientes tiene una enorme tradición religiosa, con capillas rurales de arquitectura, historia y orígenes fuera de lo común. Goya tiene una de las zonas rurales más pobladas de la provincia y esto se plasma en la infraestructura de sus capillas.

TREKKING: La ciudad se encuentra en una depresión geográfica, llamativa para las llanuras del litoral. Esto hace posible el armado de senderos para hacer turismo aventura. Hoy en día se encuentran dos excelente lugares para desarrollar estos paseos. Uno de ellos es en la cascadita, ubicada en la zona este de la ciudad. El otro sendero se encuentra a orillas del Riacho Goya, en la zona norte de nuestra ciudad.

MOUNTAIN BIKE: durante el año se desarrollan las fechas nacionales de Rally y Motocross. Las carreteras de arena y tierra de Goya son muy atractivas para realizar travesías en mountain bike, recorriendo los caminos rurales de la zona.

PASEOS A CABALLO: por las playas, en el campo, o por los caminos de tierra de la Colonia Carolina. Los hermosos paisajes, el canto de las aves y los aromas frescos del campo acompañaran su recorrido.

ARREO DE GANADO: realizar actividades de campo para la gente de ciudad resulta muy atractivo. Es posible hacer tareas rurales y vivir una experiencia diferente, donde se visitan además granjas, chacras y explotaciones frutihortícolas.

Como dice el auspicio de pesca: GOYA TE ESPERA AMIGO PESCADOR. Les dejo un cordial saludo.

Goya35

 

readers comments
  1. Daniel on diciembre 22nd, 2014 13:00

    Como siempre muy buena nota Jorge.-




2.237 views