LA TORTUGA VERDE thumbnail

LA TORTUGA VERDE

  ·   Ir a comentarios

Era un frío oscuro, iluminado en pulsos de acero inoxidable y flechas de plata. Sobre el puente de madera, un disparo infartó a la noche…

POR ALEJANDRO MARIANO FERRÍN – Corresponsal en el Partido de la Costa

Un torbellino de gente, corridas, asombro y el grito de «cáaaaamara» y «Alejaaaandro» que me sacudió la contabilidad que estaba haciendo en boletería. Entre los pejerreyes de los mediomundos, apareció una «tortuga verde», la cual quebró el palo de su captor y tras el flash inmortalizador, obviamente volvió sana y salva ya que es una especie en peligro de extinción y completamente protegida. No se trata del primer ejemplar que se captura desde el muelle, ya que el primer día de enero de 2009, del mismo lado y a metros de ésta, se capturó otra «tortuga verde» mucho más chica, la cual ingresó increíblemente en un mediomundo casi hecho a su medida.

Las Aguas del Mar Argentino, constituyen un área de alimentación muy importante para, al menos, tres de las siete especies de tortugas marinas del mundo. Las mismas nos visitan desde mediados de primavera hasta mediados de otoño, procedentes muchas de ellas del continente africano. Destaquemos que todas se encuentran amenazadas o en peligro de extinción.

T1 T2

Estas tres especies de tortugas, habitualmente tienen como zona de paso las playas del Partido de La Costa, ellas son: la “tortuga laúd”, la “tortuga verde” y la “tortuga cabezona”. Hace unos días se conoció un informe de C5N en una nota realizada por Luis Pavesio, que registró la presencia ya sin vida de una gran «tortuga laúd» y de otra «tortuga cabezona», en playas de Pinamar.

La tortuga verde (Chelonia mydas) es una gran tortuga marina que pertenece a la familia de los quelónidos. La especie se distribuye por los mares tropicales y subtropicales alrededor del mundo, con dos poblaciones distintas en los océanos Atlántico y Pacífico. Son verdes debido a la grasa que tienen debajo de su caparazón.

La apariencia de una tortuga verde es la típica de una tortuga marina. Chelonia mydas tiene un cuerpo dorsoventral aplanado, una cabeza con cuello corto, aletas con forma de remo adaptadas para el nado. Las tortugas verdes adultas pueden crecer hasta 1,66 m de longitud. A pesar que se han capturado tortugas con un peso de hasta 315 kg, el peso promedio de una tortuga verde adulta oscila los 200 kg. El ejemplar de Chelonia más pesado que se ha registrado pesó 395 kg.

Hoy en día, las tortugas argentinas son monitoreadas y estudiadas, dado que hasta el año 2002 la investigación y conservación de las tortugas marinas en nuestro país se llevaba a cabo mediante esfuerzos individuales y aislados, resultando en consecuencia  subestimada la presencia de las mismas en nuestras aguas. Sin embargo, la integración regional establecida a fines del año 2002 permitió evaluar en forma completa todo el litoral fluvial y marítimo de la Provincia de Buenos Aires. Con la información aportada por cada una de las instituciones; se elaboró un informe diagnóstico a partir del cual se establecieron las bases para la creación del Programa Regional de Investigación y Conservación de  Tortugas Marinas en la Argentina (PRICTMA). Este programa establece objetivos y estrategias de trabajo consensuadas, con el fin de optimizar y potenciar la capacidad técnica y logística de cada uno de los miembros que lo forman. Asimismo el PRICTMA permite equilibrar las asimetrías técnicas y logísticas existentes, asistiendo en forma cooperativa a aquellas zonas costeras con mayores necesidades y homogeneizando de esta forma el esfuerzo total. Las prioridades inmediatas del PRICTMA son: avalar y apoyar técnicamente a los organismos oficiales para concretar la incorporación de Argentina a la IAC, incrementar los esfuerzos de monitoreo en el sector sur de la Pcia. de Buenos Aires, Río Negro y norte de Chubut y priorizar la investigación de Dermochelys coriacea. La gran extensión costera de la Argentina, representa la mayor dificultad al momento de abordar la investigación y conservación de las tortugas marinas en nuestro país. Por lo tanto, la cooperación e integración entre las diferentes instituciones a nivel académico y logístico, constituye el factor más importante para garantizar el éxito del PRICTMA.

T3 T4

A esta altura de la lectura, es imperativo señalar las responsabilidades que nos atañen como pescadores deportivos: no arrojemos bolsas al mar, ya que simulan ser medusas y aguas vivas, las cuales constituyen el principal alimento de las tortugas y devolvamos a su hábitat toda tortuga capturada incidentalmente. Nuestros bisnietos merecen sorprenderse con aquello que un mediomundo puede levantar.

readers comments
  1. Alejandro Ferrin on mayo 12th, 2014 16:09

    Muchas Gracias Vic por la publicación! Quedó excelente la edición! Es un placer acercar estas «curiosidades biológicas» a tus lectores y ser publicado en PESCADORES, una página tan prestigiosa que es un ícono ya en la Pesca Deportiva Argentina… Abrazo!!!

  2. admin on mayo 12th, 2014 20:43

    NdelaR: Querido Ale! Los agradecidos somos nosotros. Un abrazo!!!




1.796 views