EL PLATA, A FULL thumbnail

EL PLATA, A FULL

  ·   Ir a comentarios

Nuestro amigo y colaborador Leonel Cardella comparte con nosotros una nota realizada en aguas del Río de la Plata con muy buenas capturas…

POR «LEO» CARDELLA – Corresponsal en el Delta y Río de la Plata

El sábado 14 de julio con fuertes vientos provenientes del cuadrante sur-suroeste  y una muy baja temperatura, fuimos en busca de las flechas de plata.

De la partida fueron cuatro cañas originarias de la ciudad de Lobos, que entre otras cosas me informaron que en la laguna homónima ha muerto una gran cantidad de pejerreyes, problema que según ellos, es causado por la falta de nivel de agua y por ende, por la pobre oxigenación de la misma.

Partimos como es costumbre muy temprano  con un río muy alto, pasadísimo de agua. El amanecer que parecía pintado. La navegación se empezó hacer complicada a medida  que nos acercábamos a la desembocadura del Paraná de las Palmas, con paciencia y sorteando el oleaje salimos por los bajos del temor, para luego tomar el arroyo Diablo hasta el Parana Miní. Allí «cortamos» por los bancos de arena para salir a la boca del Barquita, donde comenzó nuestro garete.

Gracias al reparo que encontramos entre el Delta, la isla Santa Lucía y la isla Oyarvide, las condiciones del río estaban perfectas y se planteaba, al menos en los papeles, un buen día de pesca.

Ni bien arribamos a la zona elegida comenzamos a preparar los equipos, los cuales como de costumbre están integrados por cañas de 4 a 4,50 m.,  reeles cargados con multifilamento de 0,18 mm. o monofilamento de 0,25 mm., líneas muy simples, armadas con 3 boyas grandes rematadas con una «bigotera», aquí hago un apartado: en lo posible y a mi parecer deben ser de  madera balsa dado que las boyas cosntruidas con este material tienen mejor navegabilidad, factor que le da un mejor movimiento a nuestros cebos con respecto a las plásticas o de poliuretano. En algunos casos cuando el pique esta remiso, marcan la diferencia. Son más caras que las otras, pero esos detalles son los que influyen para lograr el éxito o no.

Otra de las cosas que he notado en mis excursiones, es que a la mayoría de la gente les cuesta no retener la línea. Si esto ocurre, las carnadas se levantan al ras del agua y el pejerrey no pica, esto se debe a que la mayoría de los pescadores de esta especie, se han iniciado o pescan frecuentemente en lagunas donde la pesca de este pez es muy distinta a la que se realiza en el Río de la Plata.

Volviendo al relevamiento, una vez iniciado el garete el pique fue excelente, al contario de cómo se veía pescando jornadas atrás. Los pejerreyes no dejaron de picar en todo el día, los tamaños fueron muy variados como toda esta temporada, pero salieron en cantidad verdaderos «matungos», que picaban en su mayoría a 10 cm. de la superficie y en los veriles entre la playada y los 9 o 10 m. que tienen los pozos del Barca Grande.

La deriva nos fue llevando lentamente hacia la boca del Correntoso, en donde en la zona del Km. 60, pudimos observar como Prefectura Naval secuestraba una red de unos 300 m., lo cual me puso contento ya que hasta hoy nunca había presenciado tal acción a favor de la preservación del río.

La tarde comenzó a caer y a las 16:30  emprendimos el regreso entre mates y bizcochos, con una navegación muy placentera por adentro. Una vez en puerto comenzaron las apuestas a ver cual era el recuento final, la faena del día nos dio la suma de 87 pejerreyes, sin dudas, una muy buena pesca. 

readers comments
  1. Jorge Velázquez on julio 17th, 2012 11:50

    Los felicito. Excelente relevamiento y buenísima la pesca.

  2. Gustavo on julio 17th, 2012 13:45

    Muy buena la nota, gracias por las sugerencias, volvimos chochos, aca me tratan de culi… nos vemos pronto, un abrazo.

  3. juan pablo gatti on julio 20th, 2012 11:51

    Muy bueno.. y esos son lugares hermosos y protegidos!.




1.099 views