SÁNCHEZ Y SUS PESQUEROS thumbnail

SÁNCHEZ Y SUS PESQUEROS

  ·   Ir a comentarios

Un lugar poco conocido pese a la cercanía con grandes ciudades como Rosario y Buenos Aires. Ya descubrimos parte de su pesca y les mostramos las respuestas.

POR JORGE LÓPEZ BASAVILBASO

Alejandro Podestá y quien escribe, señueleros y mosqueros, junto a Roberto Galbarini, pescador con mosca y circunstancialmente en spinning con híbridos, armamos una visita, algo corta para desarrollar intensamente todas nuestras intenciones de probar un pesquero “nuevo”, las distintas  modalidades, los nuevos artificiales que llevábamos, etc.

Al comenzar la bajada en el acceso, observamos muy cerca el Paraná al frente, con sus brazos e islotes. Eran las 8.00 de la fría mañana del 29 de agosto y tras la última curva siguiendo los indicadores de “Pesca, Sol y Playa”, encontramos la casita orillera donde el guía recibe a sus clientes y el tinglado que se utiliza como estacionamiento y se encuentra a poquísimos metros del embarcadero, pero en un sector alto.

Martín Manrique, el guía, después de las presentaciones, ronda de mate, explicaciones de la zona e intercambio de ideas, sugirió hacer pesca con señuelos “hasta que el sol caliente”, y después, cerca de mediodía o más tarde, probar con mosca.

Esos minutos de presentación y conversación nos mostraron un hombre joven con años de actividad, su descripción de lugares de pesca acotados pero con aparente conocimiento profundo de ellos. Lo demostraría después señalando accidentes no visibles para nosotros, que en otro caso, hubiera producido cuanto menos pérdidas de señuelos. Su simpatía y agradable conversación fueron otro punto a favor.

A poco de embarcar, en la punta de un islote  se producía una corriente mayor y asomaba parte de un árbol seco a pocos metros de la arenosa orilla. Vio actividad de doradillos y bajamos del trucker efectuando lanzamientos entre la aceleración de aguas del árbol y la costa.

Roberto consiguió el primero enseguida con uno de los híbridos que llevó y que son confeccionados por él mismo. Enseguida me tocó el turno para conseguir uno con spinner bait de Alfers mientras el guía y Alejandro tenían piques fallidos, alguno perdió más de un triple y debió cambiar éstos o el señuelo ante la acometida de voraces doradillos.

Nos acercamos  hacia los pilares y salidas de agua de la ex fábrica Somisa, donde tuvimos un rato de intensa actividad, presentándose posibilidades de dobletes.

Los pilares son buen refugio para el acecho de los dorados y suelen brindar buenas respuestas en los lanzamientos precisos y las salidas de agua también son buenas, más aún cuando está a cierta temperatura que se contrapone con la del río; son lugares que muchas veces facilitan la pesca.

Cruzamos el gran río y encontramos accidentes como costas de tosca, ramas de árboles, puntas y otros lugares generadores de aceleración de aguas, todos propicios para tentar al tigre del Paraná y comenzamos a lanzar “muñequitos”.

Roberto que con las indicaciones que le pude aportar tras mi última salida en la que probé los primeros que realizó en su taller, confeccionó y llevó nuevos híbridos, en la práctica comenzó a hacer diferencia en la cantidad de ataques obtenidos en relación a los que teníamos quien accionábamos los señuelos habituales. Tenía muchos piques, algunos exitosos y otros frustrados, éstos últimos quizás debido a su costumbre de pescar con mosca y posiblemente también un poco debido a los anzuelos deportivamente muy chicos en los que finalizaba el sistema tubo empleado.

Estos híbridos están realizados en cuerpos de bronce torneado y sobre estos monta los materiales de atado que fabrica y comercializa a través de Feathers & Flies. Justo es reconocer que en esta oportunidad tuvo más piques que los que actuábamos con señuelos convencionales. Mi conclusión es que si hubiera colocado en sus extremos anzuelos un poco más grandes, su efectividad hubiera sido mayor, dentro de lo que es una pesca bien deportiva  y con un sistema  que permite no usar triples. Probaremos nuevamente con cambio de anzuelos y veremos si se mantiene, aumenta o se da vuelta la relación de piques entre híbridos y señuelos.

Alejandro, quien utilizó durante la jornada señuelos con rattle sin paleta como Strike Pro Rattlin Trap 85, Excalibur XR 75, Marine Sports Iron Head, Storm Thunderblade y Cordell Super Spot más los de otro tipo como la mojarra NG y el Alfers Minnow, callado y en la proa hacia lo suyo en silencio prestando atención a todo. El guía lo seguía.

Por mi parte ubicado en el medio de la embarcación y dentro de lo que me permitía la atención fotográfica utilicé una gran variedad y los que tuvieron mejores respuestas fueron el spinner bait y la banana chica de paleta mediana, ambos de Alfers.

Alejandro con su equipo de bait tuvo una fuerte bajada de caña, el embrague patinó y comenzó por su parte una tranquila lucha mientras los demás, como suele pasar muchas veces, lo molestábamos con indicaciones que no necesitaba. Dueño de una valorable experiencia hizo oídos sordos y consiguió la mejor pieza de la jornada.

Nos entusiasmamos con los señuelos en la larga cancha del sector de arboles y accidentes sobre la costa y no nos dimos cuenta como pasaba la hora. Eso fue hasta que el horario y el esfuerzo nos comenzaron a reclamar alimento insistentemente.

Cabe mencionar que en esta oportunidad las combinaciones de colores que mejor funcionaron fueron Lomo azul con panza blanca y por otra parte el clásico Cardenal (rojo y blanco).

La zona adecuada para la tarde pausa del mediodía era dentro de un arroyo al que nos dirigimos y el tiempo disponible, ya algo escaso, se achicó más por la parada y un pequeño descanso.

Fue un error no haber tomado conciencia real del paso del tiempo porque nos impidió cambiar los equipos de spinning y bait por los de mosca dentro del sector de la costa arbolada, castear contra los palos y accidentes y seguramente obtener al menos algunos dorados con mosca.

Luego del almuerzo, muy satisfecho Roberto con las respuestas a sus híbridos y lo mismo Alejandro por sus piezas obtenidas, especialmente por la mejor, pedí actuar con mosca el rato que nos quedaba. El arroyo, si bien no mostraba accidentes notorios como para asegurar esa pesca nos permitía hacer unos lanzamientos sin necesidad de perder tiempo considerable en volver al sector que queríamos probar en esta modalidad.

Los errores tienen su precio y en el corto período de pesca con mosca en ese lugar no tuvimos respuestas. De todas formas, por lo menos a mi me sirvió ya que despejé la inquietud importante que tenía en cuanto a que tras la cirugía del hombro y estando todavía en recuperación, pude castear sin dificultades. Además cuando uno se queda con ganas de algo, ésto es motivo para volver y realizarlo, cosa que probablemente haremos y en dicho caso aprovecharemos para buscar las tarariras que pronto, al aumentar la temperatura, tomarán mayor actividad.

Conversando con Martín, él nos contaba sobre lugares en los que consigue algunas de muy buen tamaño. En otros estilos de pesca, su comentario destacaba las respuestas del surubí y una rica variada con piezas en muchos casos de muy buen tamaño.

Precisamente nos explicaba que con las crecientes importantes del río, el agua llega casi hasta el tinglado del estacionamiento y desde ese lugar especialmente por la noche pescan desde la costa surubíes de, en oportunidades, considerable tamaño.

OBSERVACIONES: En el sentido Buenos Aires / Rosario pasando el acceso a Ramallo, alrededor de 10 Km. después de éste dejamos atrás el mojón del Km. 217 y casi llegando al 218 aparece y se toma a la derecha una ruta que indica y lleva a Sanchez. Se continúa por ésta dejando la población a la derecha y algo más adelante encontramos un cruce de ruta. En este punto debemos tomar a la derecha (en dirección a Ramallo) y aproximadamente a un Km. sale sobre la izquierda un camino mejorado que lleva directamente al pesquero. En este corto recorrido transitamos una zona rural y al aproximarnos al río vemos un mini barrio formado con casitas de cordiales vecinos.

CONSEJO: Cuidemos el recurso. Devolvamos a su medio los dorados evitando golpearlos o tenerlos muchos segundos fuera del agua. Reanimémoslos hasta que se vayan por sus propios medios. Evitemos las clásicas fotos que no aportan nada a la instrucción de los nuevos pescadores y muestran la pieza con el brazo extendido hacia adelante donde el dorado se ve colgando de un bogagrip, esto puede en algunos casos a llegar a desvertebrarlo. Para mayor información puede verse la nota “como realizar la devolución” por medio del siguiente enlace: http://www.pescadoresenlared.com.ar/2010/10/como-realizar-la-devolucion .

SERVICIOS

Martín Manrique – Guía de Pesca en zona rural (paraje Pesca Sol y Playa), Sánchez, Pcia. de Buenos Aires. Celular 03461-15-541044 ó 03400-471529 (a este último llamar después de las 20.00 hs). – e-mail: [email protected]  Web: www.pescasolyplaya.blogspot.com

readers comments
  1. Enrique on Septiembre 1st, 2011 19:51

    Linda experiencia Jorge. Linda nota y lindas fotos. Se puede bajar bien una embarcación chica?, ¿Hay alguien que te ayude?, Hay prefectura?.
    Gracias por tu nota.
    Un abrazo.
    Enrique

  2. Roberto on Septiembre 1st, 2011 20:41

    Muy buena pesca Jorgito, interesante lugar para tener en cuenta.

  3. Roberto on Septiembre 2nd, 2011 07:24

    Jorge, es sin dudas y como siempre un excelente relevamiento, en este caso mostrando lugares poco conocidos por la mayoria. DE GRAN APORTE TUS CONSEJOS, debería haber muchísima más gente contagiando la buena pesca deportiva! Esperemos así sea en un futuro muy cercano!
    Saludos!!!

  4. Victoria Ahumada on Septiembre 2nd, 2011 17:03

    Hola gordo, hola George!!!!! Excelente relevamiento, la verdad maravilloso, la pesca, las fotos, el tiempo, y fundamental la buena onda. Espero ir con ustedes la próxima.
    Becho…
    Vic

  5. Jorge di Biaso on Septiembre 3rd, 2011 00:50

    Jorge y compañía, muy buena la nota, super relevamiento. El lugar no lo conozco pero espero que me invites para la próxima. Un abrazo y a seguir pescado así.

  6. J.L.B. on Septiembre 6th, 2011 11:08

    Hola Enrique, muchas gracias! ¿que tan chica la embarcacion? si es muy pequeña yo no lo recomedaría ya que seguro entrarán al Paraná. Si te referis a embarcaderos que puedan bajar o subir tu lancha o bote en ese sector, no hemos visto, es una zona muy rural. Quizas algún vecino pueda ayudar. Hay Prefectura y el chaleco salvavidas colocado es condición. Un abrazo para vos y lectores por los conceptos.
    J.L.B.

  7. Tobías on Febrero 2nd, 2017 11:30

    Hola Buenos diaaa quería saber si se puede ingresar a sanchez a pescar espero su respuesta saludo colegas




2.342 views