EMPEDRADO, SORPRENDE thumbnail

EMPEDRADO, SORPRENDE

  ·   Ir a comentarios

Nuestro corresponsal en Bella Vista, comparte con nosotros una atrapante aventura de pesca en la que pudieron capturar dorados, chafalotes y otras especies.

POR HUGO VICCINI – Corresponsal en Bella Vista (Corrientes)

Con amigos de Rosario, provincia de Santa Fe, nos pusimos de acuerdo para pescar los días sábado 14 y domingo 15 de mayo. A las 5 de la mañana nos encontramos en la guarderia «El viejo muelle» de Bella Vista. El grupo estaba formado por nueve personas, que ocuparon tres lanchas.

Luego de conversar pautas claras que nos permitieron una feliz convivencia durante 48 hs, procedimos a una minuciosa revisión de equipos y a la obtención de los permisos de pesca correspondientes. A las 6.45, los nueve pescadores partieron en remise rumbo a la ciudad de Empedrado y las tres lanchas con sus respectivos guías partimos por agua hacia el mismo punto: el puerto municipal de Empedrado. A las 8 embarcamos rumbo a la realización de un raid soñado a puro pique.

El primer tramo y hasta la famosa Mansión de invierno, realizamos con carnada viva (cascarudo y morenita) una pesca al golpe en la que los resultados fueron mediocres. Sólo obtuvimos algunos doraditos de poco peso. Desde la mansión  aguas abajo y hasta el biguazal, realizamos garete, también con carnada, capturando algunos patíes. Cerca de las 11.00 precisamente a quinientos metros de la entrada del riacho San Lorenzo en casi todas las puntas en donde se apreciaban correderas empezó un verdadero festival. Dorados de hasta 11 kg. tomaron nuestros aparejos. Algunos cortaron y otros se desprendieron por la gran lucha que presentan estos tremendos animales. Cabe destacar la presencia de abundantes cardúmenes de mojarras y sabalitos en el lugar. En un determinado momento levanté la mirada y las tres lanchas tenían en cada caña un dorado de entre cinco y diez kg. Algunos que lamentaban por no poder fotografiarlos otros que lamentaban el corte, otros con la alegría de poder tener esta experiencia espectacular…

Imagínense amigos lectores encontrar en un riacho de sesenta metros de ancho dorados, manduré y cachorros comiendo, haciendo salir del agua a los sabalitos y mojarras, un espectáculo que quedará grabado por siempre en nuestras retinas.

Siendo las 13.00 decidimos acampar en la boca con el fin de deleitar un hermoso pescado frito. Se notaba una clima de alegría y asombro por parte de los pescadores, que entendieron perfectamente la necesidad que tiene el Paraná de seguir con la devolución para que nuestros hijos tambien tengan la posibilidad de ver cosas como la que en esta salida pudimos ver.

A las 15.15 reanudamos la marcha para practicar spinning en casi todos los casos. Utilizamos señuelos de media agua marca NG, modelo mojarra chica, que fueron los aconsejados. No se puede contar con que nos encontramos más adentro del riacho, la presencia de chafalotes de hasta casi un metro de largo los que se prendían de los señuelos dando un marco espectacular a esta gran aventura.

A las 19.00 llegamos al campamento en donde nos estaban esperado dos amigos que prepararon todo, mesa, sillas, el grupo electrógeno, la leña , las coberturas instaladas, carpas, colchonetas y todo cuanto demanda un buen vivac. 
Luego de la cena,  un gran asado a la estaca, fernet de por medio decidimos salir a disfrutar de una noche espectacular sin mosquitos y con una luna atrapante en la que la presencia de cachorros, mandurés, y rayas de muy buen tamaño avasallaron a nuestros cascarudos y morenitas a tal punto que a las 23.00 tuvimos que abandonar para no quedarnos sin carnada para el día siguiente, para el que teníamos expectativas de muchísimo pique.

El domingo al alba, amanecimos con un buen fogón, con mates y tortas fritas con miel de abeja recién obtenida. El desayuno nos daba una energía próspera para iniciar la jornada. El objetivo: el pacú. Luego de sortear la zona que correspondería a cada lancha, partimos llevando la ilusión de tener buena pesca. Apenas terminamos de anclar, las radios empezaron a sonar hablando a las claras del resultado que se empezaba a lograr. De hecho, la zona que me tocó en el sorteo no era la mejor y he sido sobrepasado ampliamente por los otros guías. Lo más interesante fue que en tres horas de actividad en las tres embarcaciones fueron extraidos y devueltos 16 pacúes de entre tres y cinco kg. Una jornada inolvidable.  

Al mediodía regresamos al campamento en donde un gran cordero al asador hizo que el almuerzo sea también un momento atrapante en esta aventura. A las hs 14.00 cuando la gente del campamento procedía a desarmar el mismo, la excursión continuó aguas abajo con señuelos de profundidad con los que logramos dorados y chafalotes.
Cerca de las 18.00 arribamos al puerto de Bella Vista, dando por finalizada una excursión a puro pique

SERVICIOS

Hugo Viccini – Guía de pesca. T.E 03777-15537292 – Facebook HUGO VICCINI. E- mail: [email protected]

readers comments
  1. Luciano Pezzoni on mayo 22nd, 2011 17:15

    Muy buena la salida y las fotos. La verdad muy envidiable. Saludos.




1.490 views