CUIDADO CON LOS AMIGOS! (UNA RULETA…) thumbnail

CUIDADO CON LOS AMIGOS! (UNA RULETA…)

  ·   Ir a comentarios

Por el Tordo Lure

 

Cuando aparecieron en escena los medios informáticos, los caminos de la socialización se allanaron para algunos pescadores. Facebook se erigió como una vidriera que permitió a muchos  vincularse,  y hoy por hoy, es una herramienta casi indispensable para relacionarse.

Otro capítulo es el de los foros, espacios virtuales que comenzaron a ser puntos de reunión en donde los cañófilos hallaron tierra fértil para expresar sus aventuras vividas y un inmejorable recurso para organizar las próximas.

Así se componían los grupos, con frágiles hermandades que se armaban velozmente sorprendiendo positivamente a las emociones de muchos. En algunos casos, tan rápido como se constituían, como gigantes con pies de barro, esos lazos que parecían indisolubles de por vida, se desarmaban ante la mínima contingencia, dejando en el camino un verdadero tendal. Dioses se convirtieron en demonios, el “amigo del alma” que se había logrado en dos meses pasaba a ser “el innombrable” y en todos los foros apareció presto para los líos algún bufón con dotes de chusma barrial rompiendo amistades, grupos, y hasta comunidades con cientos de personas.

No es raro escuchar anécdotas de peleas, y hasta algunas de ellas han llegado a mayores. En el ámbito de la pesca, es muy común. A veces, 3 o 4 cm. de pejerrey es suficiente motivo, y en otros casos, la frustración de la propia vida, lleva a algunos a fabricar conflictos para ejercer relaciones de poder. Y en consecuencia, es tristemente frecuente ver la desazón de los confiados que perdieron sus amistades, enclenques ellas a fin de cuentas, a costa de esta clase de conflictos.

Será que el tema en cuestión desnuda debilidades humanas? La pronta confianza cargada de imprevisión es una de ellas. Otra es la figura del “quilombero”, bufón, bromista, irónico y con lengua afilada y dedos que le obedecen,  volcando su resentimiento en el teclado. Y por último, los endebles “amigos” que por temor vaya a saber a que cosa, se arriman del lado donde está el “vivo” y empiezan a exponer malas actitudes y falta de valores de esos que no pueden estar ausentes, pues son esenciales para una verdadera amistad, lo que a muchos obligó a sentenciar ante la realidad… “será mejor así”.

Es evidente que la tecnología nos facilita establecer relaciones, pero, con mucho cuidado.

Afortunadamente, internet nos proveyó también de lo otro. Gente con ganas de sumar, compartir, aprender y enseñar, sin ambiciones mezquinas de poder, de dinero, o simplemente sin ganas de figurar.

En el mundo de las relaciones en el ciberespacio, con esta clase de vínculos producto de la tecnología se apuesta, a veces se gana y otras se pierde… como en la ruleta.

Hasta la próxima.

 

Pesca en letras es una Sección en la cual compartiremos relatos, ensayos y cuentos realizados por lectores e integrantes del equipo de Pescadores en la Red. Lo invitamos a leer los escritos, y a participar. Si desea enviarnos algún trabajo, puede hacerlo vía mail a [email protected]
readers comments
  1. Darío on diciembre 23rd, 2012 17:31

    Comparto en todo esta nota, muy buena.

  2. Eladio on mayo 18th, 2016 19:40

    Y sí…

    Lamentablemente es tal cual.

    He participado en algunos foros y ya no lo hago precisamente por esa causa.

    No sé, parece que algunos pretenden «adueñarse» de los sitios, hacer valer su antigüedad de forista como un grado y tener autoridad para decir quién dice lo correcto y quién debe ser repudiado…

    …y la mayoría le hace caso.

    Saludos




724 views