MAR DEL PLATA, SORPRENDE thumbnail

MAR DEL PLATA, SORPRENDE

  ·   Ir a comentarios

Salmones en los bancos. Voraces, agresivos, luchadores, y poderosos. Así son estos gigantes del mar que dan pelea hasta en el último momento, ofreciendo una experiencia para satisfacer al más exigente pescador.

POR SERGIO ABDELCADER (SANDOKAN) – Corresponsal en Mar del Plata

PROA AL DESTINO

En una brillante mañana de primavera con una tripulación conformada por pescadores de ambos sexos, nos dirigimos con rumbo 130º a dos horas de navegación en el recientemente restaurado y lujoso Crucero MARLIN de la empresa ABC SANDOKAN con destino al banco El Caligo, donde durante toda la semana nos sorprendió la cantidad de salmones, meros,chernias, peces palo y hasta hambrientos cazones de gran porte.

TEÓRICO Y PRÁCTICO

En la mitad de cada viaje es nuestra costumbre realizar una pequeña parada para adiestrar a la tripulación acerca de como será la modalidad de pesca al garete y así familiarizarlos con los elementos a utilizar. Lo consideramos vital a la hora de buscar los grandes, para evitar enredos o enganches, y también para prevenir que el pez no gane la cueva. En esta zona capturamos por espacio de 20 minutos, besugos, castañetas, salmonetas y otras especies menores que luego utilizamos como carnada, aunque los mas grandes fueron separados para un posterior banquete a la parrilla.

LÍNEAS ABAJO!

A la cuenta de tres los diez pescadores bajaron en forma conjunta sus líneas hasta que cada plomada llegó al fondo, fue en ese justo momento cuando cuatro de ellos comenzaron a clavar bruscamente. Sus varas daban fuertes cabeceos, lo que demostraba que todos estaban frente a una pieza importante, los tres primeros comenzaron a subir muy lentamente los primeros dobletes de meros y salmones, mientras que la dama del grupo apenas podía luchar con su presa negándose a que la ayuden. Poco a poco observamos los fuertes cabeceos en su caña, y su sonrisa mezclada con un gesto de fuerza transmitía alegría a todos los integrantes. A los diez minutos vimos en la transparencia del agua una inmensa mancha blanca que asomaba desde la profundidad. La señora logró un salmón de 24 kg. en la primera bajada de línea.

Los gritos de todos se repetían “Vamos de nuevo Sandokan!, pasá por el mismo lugar, quiero uno igual!!!” . La dama, casi sin fuerzas, pidió la foto, y se fue a descansar.

CONTINÚA LA PESCA

Una tras otra comenzaron las capturas, con grandes meros y salmones de todos los tamaños desde 2 a 8 kg. hasta que en una bajada, antes de que el plomo tocara fondo, una de las cañas pareció despedirse de la mano del pescador. De inmediato los que pudieron,  levantaron líneas y comenzó la lucha, el nailon corría de estribor a babor, la fuerza del animal era descomunal y agresiva, de a poco parecía ceder y nuevamente el reel pedía nailon, enganchando otras a su paso otras líneas. Enredado, vimos un gran cazón, se trataba de una hembra entre un enjambre de líneas, que afortunadamente pudimos cortar para después liberarla. Repuesta la tripulación continuamos con la pesca pero un gran cardumen de cazones logro ausentar las especies que estábamos buscando.

Entonces nos dirigimos a otras piedras en un sitio distante unos 2 km. de donde estábamos. La marca en la sonda mostraba gran actividad, se trataba de un gigantesco cardumen de meros, pescamos algunos y cambiamos nuevamente de lugar a una zona de más grandes piedras. En las primeras pasadas logramos salmones, peces palo, y una chernia, hasta que en el siguiente garete dos de las cañas dieron la impresión de partirse. Los demás integrantes levantaron sus líneas para detenerse en esta acción, para los dos pescadores era muy difícil levantar, la fuerza de esas capturas parecía ser mayor que la resistencia ejercida. De a poco fueron logrando ganar algunos metros y vencer. Así terminamos la jornada con la pesca de dos gigantes salmones que pesaron 15 y 19 kg. pero ninguno pudo con el gran premio que llevó la dama de esta jornada.

Muy conforme la tripulación por la exitosa pesca, almuerzo mediante, comenzamos la retirada a corta velocidad arrojando los señuelos y profundizadores a la espera del pez limón, especie que al menos en este relevamiento, no llegó.

CONCLUSIÓN

Sin dudas año tras año Mar del Plata encuanto al turismo de pesca deportiva se convierte en unos de los mejores lugares del país. Esta puede ser su oportunidad para acercarse y embarcarse por primera vez, ya que no se necesita experiencia alguna, pueden pescar los mayores de 10 años haciendo pesca de altura y desde los 6 años en pesca de media altura. Nuestra sugerencia es que busquen siempre embarcaciones que se encuentren en zonas identificadas para la actividad y no embarcarse en lugares solitarios o playas que no cuenten con controles y carezcan de roles para navegar.

SERVICIOS DEL GUÍA

Equipos de pesca, carnadas, artificiales, almuerzo y bebidas.

Contacto: por la noche (0223)472-6314 / Todo el día (011)15-4986-7694  Página Web: http://www.sandokanpesca.com.ar/

readers comments
  1. alexpodes on octubre 20th, 2010 16:56

    Hace añares q no pesco en el mar embarcado.Que equipos estan usando?

  2. admin on octubre 20th, 2010 17:23

    NdelaR: Hola Alex. Yo uso una caña de 1,80m. poderosa, un rotativo cargado con nylon de 0.50 mm. y 10 m. de salida de 0.70 mm. Para realizar esta pesca, confecciono una línea con una madre de 0.80 mm. de 1,40 m. de largo, dos esmerillones a modo de rotores con 2 brazoladas de 60 a 80 cm. hechas con nylon de 0.60 mm. con una bajada protegida por una vainita de termocontraible, para resguardarla de las dentelladas de meros y salmones. El anzuelo debe ser grande y estar bien afilado. El plomo, según la correntada que haya en el lugar y la pesca que hagas, he usado desde 200 a 450 g. según las circunstancias. La clavada, muy potente, casi exagerada, no olvides que estamos intentando clavar a 40/50 m. de profundidad. La carnada, chipirones o filets de castañetas y besugos, te aseguro que esto en conjunto, rinde.
    No es una verdad dogmática, sólo mi experiencia, y modestamente, pescando en Mar del Plata en esta modalidad siempre me fue bien.
    Un abrazo!
    Víctor




1.181 views