EL ALGA MALDITA thumbnail

EL ALGA MALDITA

  ·   Ir a comentarios

Entre los organismos peligrosos que pueden introducirse en ambientes acuáticos argentinos está el alga Didymospenia geminata o “moco de roca”. Ya está en Chile y en algunos ámbitos del sur argentino. Pescadores ofrece una recopilación de datos a modo de informe preventivo para tener muy en cuenta.

 

Sistemática del invasor

Phylum: Bacillariophyta
Clase: Bacillariophyceae
Orden: Cymbellales
Familia: Gomphonemataceae
Género: Didymosphenia
Especie: Didymosphenia geminata

D. geminata es una diatomea, un tipo de alga unicelular, de forma simétrica a lo largo del eje principal. Las Diatomeas son organismos notables, únicos por poseer paredes celulares de sílice (SiO2), que se encuentran en casi todos los hábitats acuáticos del planeta contribuyendo con un porcentaje importante en la captura global de carbono a través de la fotosíntesis. Las diatomeas son uno de los principales grupos en el fitoplancton, aunque también algunos grupos crecen adheridas a las superficies de los fondos. La historia de vida de las diatomeas incluye reproducción vegetativa y sexual, aunque en D. geminata esta última no ha sido documentada.

En esta imagen se puede observar los lugares del mundo vulnerables a la proliferación de esta diatomea invasora
 

En comparación con otras especies de diatomeas, D. geminata tiene células mucho más grandes (80 a 150 micras de longitud). Las células de esta especie contienen característicamente un rafe, que les permite moverse sobre superficies, y un poro apical, a través del cual segregan un tallo de mucopolisacáridos. Con este tallo, o pedúnculo, puede adhieren a las rocas, las plantas, o cualquier otro sustrato sumergido y, el mismo es resistente a la degradación fúngica y bacteriana. Cuando la célula se divide (reproducción vegetativa), el tallo también se divide, formándose con el tiempo una masa densa de tallos ramificados. No es la célula de esta diatomea la responsable de los impactos negativos, sino la producción masiva de tallos extracelulares la que causa los efectos ambientales adversos.

D. geminata es una especie que constantemente esta incrementando su área de dispersión a nivel mundial, una condición que parece que se ha desarrollado en los últimos años propiciada por el trasporte accidental del hombre. Esta diatomea produce grandes floraciones algales cuyos efectos ambientes pueden ser muy perjudiciales tanto
para las especies de invertebrados y vertebrados, como para el funcionamiento de todo el ecosistema acuático. Los impactos económicos de las floraciones de D. geminata son múltiples, pero es importante remarcar que las pérdidas relacionadas con el turismo y la pesca deportiva pueden ser muy importantes para las economías locales.

El reciente descubrimiento de la especie D. geminata en aguas de Patagonia Chilena, pone de manifiesto la necesidad de tomar urgentes medidas tendientes a dilucidar la magnitud de la invasión en la región y las posibles medidas de control a adoptar para evitar su dispersión. Sin ninguna duda resulta muy importante poder determinar si esta
especie ha llegado a ambientes de Argentina. El registro reciente de que D. geminata puede prosperar en ambientes con un amplio rango de características ambientales la convite en una especie que potencialmente se puede dispersar en las cuencas de la Patagonia andina como extra-andina. Para implementar con éxito medidas de control es
necesario implementar un activo programa de educación y divulgación con el objetivo de cambiar el comportamiento del usuario de los recursos hídricos y así minimizar la propagación de D. geminata. Una campaña de sensibilización pública, dirigida a pescadores, propietarios de embarcaciones, guías profesionales, y otros recreacionistas
resulta necesaria. Todos los usuarios del recurso agua, incluyendo ecologistas, administradores del recurso, biólogos, y otros científicos, tienen que ser conscientes de la amenaza y deben practicar los procedimientos de descontaminación para evitar la propagación. Por otra parte, los miembros de los organismos de los gobiernos
nacionales y provinciales responsables del cuidado del medio acuático deben ser
inmediatamente informados de la presencia o la expansión de la especie D. geminata, de manera de poder tomar todas medidas necesarias lo mas rápido posible.

Efectos de la plaga

Los principales efectos perjudiciales asociados a esta diatomea se deben a su capacidad de producir grandes floraciones nocivas que son definidas por la EPA (Environmental Protection Agency) como “masas de células y pedicelos que se extienden por más de 1 kilómetro y persisten durante varios meses del año”. Esta especie posee característicamente un rafe (una ranura o canal que recorre la valva en su parte media), que les permite moverse sobre superficies, y un poro apical, a través del cual segregan un tallo de mucopolisacáridos. Con este tallo, o pedúnculo, adhieren a las rocas, las plantas, o cualquier otro sustrato sumergido y, el mismo es resistente a la degradación fúngica y bacteriana. Cuando la célula se divide, el tallo también se divide, formándose con el tiempo una masa densa de tallos ramificados, que forman capas mucilaginosas de unos 3 cm. de espesor y hasta 20 km. de longitud, con aspecto de alfombra de lana o algodón húmedo, que cubren prácticamente todos los sustratos de los ambientes acuáticos en que se encuentra, provocando severas alteraciones fisicoquímicas y biológicas.

Estas colonias resultan menos digestivas para otras especies.  Empeoran la calidad de agua, por lo que  disminuye la calidad y cantidad  de recursos tróficos, lo que termina repercutiendo en todo el ecosistema, provocan también la declinación de poblaciones de peces nativos debido a la reducción de fuentes de alimento de sus invertebrados y hábitats apropiados; causa, además, fluctuaciones diurnas de oxígeno disuelto, provocando graves repercusiones para la fauna acuática nativa e incluso especies de cultivo, como el retroceso de la industria piscicultora  observado en EEUU e Islandia, según lo descrito por Jonsson, en el año 2000.

Otro efecto perjudicial se produce en acequias, canales, construcciones hidroeléctricas, obstrucción de tuberías y tomas de agua, las que se cubren rápidamente debido al crecimiento masivo de esta microalga.

Se dice que D. geminata no causa efectos severos en el hombre, pero puede causar irritaciones y conjuntivitis en bañistas. La industria del turismo también se ve afectada por los considerables impactos estéticos que deja esta alfombra de mucílago, que aparenta ser contaminación o desechos industriales de mal aspecto.

Actualmente, a los hallazgos encontrados en la X Región Chilena, se han sumado florecimientos  en Coyhaique, en los ríos Aysén, Los Palos, Mañihuales y Blanco. Al respecto, Subpesca y Sernapesca se encuentran trabajando en una campaña de difusión y educación pública, dirigida principalmente a los residentes, excursionistas, pescadores recreativos y operadores turísticos de la zona, con el fin de explicar los riesgos asociados a la presencia del Didymo y la manera de prevenir su propagación. Junto con esto, Sernapesca ha iniciado una prospección de la cuenca con el fin de determinar la magnitud y cobertura de la propagación de esta especie.

Algunas medidas que se pueden recomendar

* Se debería intentar armar un programa de control que incluya la restricción del ingreso de equipos de pesca usados tales como waders y botas de neoprene desde el extranjero. También se debería restringir el ingreso de kayaks o balsas usadas desde el extranjero.
*Se debería dar un seguimiento exhaustivo de la distribución geográfica de D. geminata a escala de la cuenca del río Futaleufú mediante eficaces y adecuadas tomas de muestras.
* Los estados provinciales y nacional deberían incluir este organismo dentro del listado de especies invasoras de alto riesgo. En este sentido resulta necesario destacar la urgencia de reglamentar la aplicación de procedimientos de desinfección.
* Trabajar en la generación de un programa educación y divulgación para cambiar las costumbres de los usuarios de los recursos hídricos con el fin de minimizar la propagación de D. geminata, y otras especies potencialmente invasoras que incluya:
* Trabajar sobre la confección de una campaña de sensibilización, dirigida a los pescadores deportivos, propietarios de embarcaciones, kayakistas, guías profesionales de pesca y rafting, y otros recreacionistas debería sumarse a la difusión que se le otorga esta temática en el reglamento de Pesca Continental Patagónica.
* Los usuarios de los recursos de agua dulce, incluidos los ecologistas, administradores, biólogos y otros científicos, tienen que ser concientes de la amenaza y en sus trabajos deberían adoptar procedimientos de descontaminación para evitar la propagación.

Agradecimientos: Alexis Oficialdegui www.alsurfly.com

Fuentes consultadas: Delegación Regional Patagonia, Administración de Parques Nacionales – Mundo Acuícola (Chile)

readers comments
  1. Adrian on Abril 11th, 2014 02:59

    La vi en un canal de riego de Pocito, San Juan.

  2. Carlos Zoratti on Enero 24th, 2017 15:04

    Muy buena la explicación. Estaba buscando el origen de las hebras formadas por este mucopolisacarido.
    Se sabe cómo segrega el pedicelo?, es a través del poro que va creciendo, o apenas emerge se pega a lo primero que toca y luego sigue creciendo una longitud determinada por su genética?

  3. admin on Enero 26th, 2017 10:46

    NdelaR: Hola, te cuento que nuestro informe es con ánimo de hacer divulgación para pescadores. No hemos investigado al punto de poder darte respuesta a tus preguntas que son muy complejas. Veo que pertenecés a la APN, por lo que deduzco, sos profesional. Lo que puedo responderte, es que cíclicamente (como ocurre con otras Diatomeas) con el descenso de la temperatura del agua, se separan del alga células individuales que se fijan al fondo, a las rocas y a los troncos. Luego, por simple división celular desarrollan el pedicelo. Saludos!




2.022 views