BARADERO, MUY CERCA, Y EXCELENTE thumbnail

BARADERO, MUY CERCA, Y EXCELENTE

  ·   Ir a comentarios

Lo llamamos a Daniel Suigo, otro guía de excelente trato, y aceptó de inmediato brindarnos una salida de pesca armada totalmente según nuestro gusto y en las modalidades que quisiéramos, sin condicionamiento alguno.

POR JORGE LOPEZ BASAVILBASO

Coordinamos justamente para el día de la primavera. La idea prioritaria era pescar doradillos con mosca con equipos bien livianos, seguir chequeando moscas y quizás hacerle algún tirito a las tarariras.

A las 8.15 hs. cargábamos el auto de Luciano en Villa Urquiza y entre mates y charla llegábamos, acompañados de Roberto y su artillería de moscas producto de su conocimiento y de su fábrica de materiales de atado, a la zona portuaria de Baradero una hora y veinticinco minutos después, tras dejar la autopista en el Km. 142 y pasar por la histórica Ciudad con un cielo completamente cubierto. Cabe mencionar que esta urbe cuenta con todos los servicios y múltiples propuestas turísticas en un marco de tranquilidad.

Al llegar al río, pese a hacerlo más temprano que lo previsto y acordado, en la puerta del Club de Pesca y Náutica Baradero nos recibió de inmediato el mencionado Daniel con su lancha completamente limpia y lista para partir en cuanto quisiéramos. Acomodamos nuestros equipos mientras llegaba su sobrino Augusto, de quien tenía referencias como mosquero incansable e inquieto y a quien aceptamos previamente con mucho gusto para compartir la jornada.
Enterado de nuestra presencia, se acercó el presidente del Club, el Sr. Pablo Giorgetti, quien atentamente nos mostró algunas instalaciones, dentro del amplio parque.

Salimos hacia el norte navegando bajo las primeras y afortunadamente últimas gotas de lluvia del día. Podríamos decir que no nos habíamos separado todavía de la ciudad cuando orillamos en un sector de una boca donde intentamos conseguir alguna tararira, cosa que Augusto hizo de inmediato. Lo acompañé unos minutos en la creencia que con una línea de flote y leader largo podría jugar a dos puntas: con las tarariras y los dorados. Pagué el precio de mi error, quizás o no producto de mi desconocimiento sobre la ubicación de estos peces allí. Las tarariras en ese lugar eran escasas y tomaban solamente abajo con streamers.

LOS ÁRBOLES

Daniel, nuestro guía, tomó rumbo contrario por la misma margen del río, hacia los árboles mientras, ya todos, seguíamos probando en busca de más tarariras, él llevaba consigo un equipito de spinning armado con un leader ligero y una cucharita giratoria plateada, a fines de poder probar si efectivamente en esa zona se encontraban los doradillos. No hizo más que 10 tiros y llamó a quien quisiera probar con mosca los dorados. Roberto, ya preparado, fue el primero en acudir. Dos tiros y dió con el primero, dos tiros más y consiguió otro, ambos entre un kilo y dos, luego siguieron Luciano y Augusto quienes también tuvieron sus oportunidades y capturas.

Si me fue mal con la línea de flote al comienzo, peor fue cuando intenté con los dorados en la correntada, pese a usar moscas lastradas, con la fuerza de ésta no podía conseguir un pique. Volví a la lancha, cambié por una de 225 grains (al comienzo de la pesca estaba utilizando una caña # 7) y obtuve el primero en la zona de correderas, seguramente el mejor conseguido en ese sector.
Los tres visitantes más Augusto casteábamos los alrededores obteniendo varios doradillos mientras Daniel, muy prudente y respetuoso ya desde la costa, se alejaba un poco y conseguía varios en spinning utilizando spinners chicos, los que dieron muy buen resultado.

Tuvimos un rato de intensa actividad hasta que ésta decayó hasta casi cortarse, entonces sugerí embarcar nuevamente, anclar del lado de afuera y castear hacia los árboles caídos, cosa que hicimos con escasa respuesta.
Como resultado de la pesca en los sectores antedichos conseguimos unos cuantos doradillos cercanos al kilo y alguno que superó los 2 Kg.
Vamos para otro lado? Si. Vamos a las piedras. En el trayecto pasamos enseguida por el punto de partida y continuamos hacia el sur, en total unos 8 ó 10 km.

El río bajo con costas abruptas al frente no permitían, sentados en la lancha, ver sectores campo adentro. Por lo antedicho, mientras Daniel oficiaba de guía turístico cuando navegábamos, parado en la proa observaba la geografía. En un punto determinado le pedí al guía detuviera la lancha y observamos una atractiva laguna nada lejos de la costa y que a simple vista se presentaba como probable encierro de tarariras, producto de la posterior bajante de aguas en sectores que fueron inundados por la última creciente.
Decidimos que podíamos probarlo al regreso y nos fuimos a…

LAS PIEDRAS

Los sectores pedregosos de un río, es conocido, producen aceleraciones del agua en sus inmediaciones. Estos son lugares propicios para que aceche el dorado. Llegamos a una zona donde visiblemente se producían alteraciones en la corriente. Unos metros antes aseguramos  la lancha en la orilla y, provistos de botas, wadders o simplemente con otros calzados, caminamos sobre lugares pedregosos donde el agua pasaba por arriba en su lugar más cercano a la orilla entre 5 y 40 cm. de altura, mostrando alguna parte descubierta. Un poco antes y un poco más allá, la costa permitía con cierta dificultad, debido a la altura del río, hacer casteos con algunas respuestas.

Al fondo se ubicó Daniel con sus cucharillas y, es justo decirlo, tuvo muchas respuestas no reflejadas en fotos debido a la cierta distancia con quien estaba a cargo de la cámara fotográfica.
En un frente de unos 200 metros nos distribuíamos, con prioridad en la zona de piedras, lugar donde, dicho sea de paso, se facilitaba el casteo al no tener barranca inmediatamente detrás. Pescábamos bien piezas de dorados chicuelos, pero en cantidad. También es justo decir que renegábamos con los enganches en las piedras y perdimos muchas moscas. Tanto con mayor ó menor altura de aguas la cosa se hubiera presentado todavía con más piques y menos enganches. Quizás no resulte fácil explicarlo o comprenderlo perfectamente. Simplemente, el río en ese momento estaba en una altura incómoda, facilitadora de enganches.

Consideré que otra posibilidad habría sido anclar sobre el río a varios metros de la orilla, por afuera de las piedras pero de frente a éstas y castear hacia ellas, y de esta forma reducir mucho los enganches. El problema se presentaba en que necesariamente deberíamos habernos turnado para castear por ser muchos en la embarcación.

Mientras nos movíamos en la zona me llamó la atención una especie de abra que se veía enfrente a nosotros. Supuse que podía ser proveedora de buenas tarariras. Se lo comenté al guía y le pedí que antes de irnos, cruzando, le hiciéramos unos tiros.
Probablemente la actividad y el entretenimiento en las piedras nos ocupó bastante tiempo, por falta de éste, finalmente no pudimos hacer la laguna que había avistado y tuvimos menos tiempo para aprovechar el magnífico lugar que encontramos.

EL ABRA, LA LAGUNITA, LOS BAÑADOS Y CANALES

El pescador muy inquieto, como es mi caso, siempre busca y busca. Había pescado, había perdido muchas moscas y, para ser honesto, quería cambiar de lugar. Molesté y molesté a todos los que estaban entusiasmados sacando doradillos en respetable cantidad. Una mención aparte merecería los equipos, digamos que, en mi caso, en las piedras utilizaba una Redington Wayfarer # 4 de 7,6 pies (una caña con Butt,  comienzo o parte más gruesa de 6,5 mm.) con línea de hundimiento relativamente suave, lo que significaba un placer de casteo y una lucha muy interesante con cada doradillo, pero volviendo a mi inquietud finalmente conseguí sacar a los entusiasmados y cruzamos al abra continuando con una jornada completamente cubierta de nubes y con permanente amenaza de lluvia. El sol no apreció en ningún momento ese día.

Casteamos en ella sin respuestas mientras Luciano opinaba probar una pequeña lagunita que se veía atrás. Casi al mismo tiempo Roberto avisó que ingresaría unos metros campo adentro para ver qué había detrás de un terraplén. De inmediato llamó y todos nos plegamos.
Lo primero que se presentó fue una canaleta que no superaría los 5 ó 7 metros de ancho y que corría abajo paralela al terraplén que, a su vez, venia desde muy adentro perpendicular al río y unos 50 o 100 metros antes de éste doblaba a 90 grados.
Observé y de inmediato volvieron a mi mente imágenes similares a las vistas y vividas en San Pedro por el 98 o el 2000 donde tan maravillosas pescas de dorados y tarariras hiciera.
Ni lerdo ni perezoso, mientras bajaba, escuché a Roberto que dijo “tiene corriente, debe haber pesca”. Lo que recuerdo es que enseguida tenía de un lado a Luciano y del otro a Augusto.

Mi primer corto cast fue aguas arriba pegado a la orilla de enfrente y el agua explotó pero en ningún momento noté alguna tensión en la línea. Supuse haber rozado a alguna tararira pegada a un palo. Dos lances más y nada. Otro que dejo derivar y otra explosión, esta vez pegado a la orilla más cercana, entre la vegetación acuática. Otra vez sin tirantez. Alguno escuchó el ruido pero nadie vio nada.
Un lance más, con una mosca más lastrada, tirón suave, clavada y un pequeño doradillo que desde un metro de profundidad vi volar sobre la superficie.

Le siguieron varios, a Luciano que venía pescando muy bien, se le negaban al principio en el lugar, Augusto era una máquina de exclamaciones y piques, Roberto examinaba unos cuantos metros más allá y Daniel con sus cucharitas por el lado contrario y alejado gritaba que estaba lleno de tarariras. No tenía quien le sacara las fotos. El entusiasmo por los doradillos y el acercamiento del fin de la jornada no lo permitía.

Roberto había desaparecido. Estaba pescando en el río bajo unos árboles. Había conseguido un par de doradillos desde posiciones incomodas y sugirió que antes de volver le hiciéramos unos lances en sentido contrario, es decir, desde el río arriba de la embarcación hacia las ramas que se introducían en el agua.
Finalmente lo hicimos dejando alguna mosca colgada y corte de un líder.
No había tiempo para pescar la laguna, lo que me dejó con las ganas y en otro viaje que acordamos programar con Daniel, haremos y también ampliaremos el recorrido en los terraplenes. Y no olvidaré llevar binoculares para mejor investigación.
Cruzamos a las piedras para hacer los últimos casteos donde ya casi de noche nos despedimos con los últimos doradillos y también enganches por lo explicado.

CONCLUSIONES

Calculamos haber superado los 50 doradillos y practicamente sin buscarlas, unas cuantas tarariras. Sabemos que si nos dedicamos a ellas, podemos conseguir muchas.
Un lujo para menos de una hora y media de viaje. Además debo hacerlo notar, Daniel tiene precios muy accesibles y paquetes especiales de pesca completa con alojamiento, comidas, etc. en jornadas dobles.
Llámelo, hablando es muy claro, más que tratable, tiene muy buena voluntad y se brinda para que el visitante pescador la pase muy bien.
Una mención aparte para el sobrino, Augusto, que nos acompañó y demostró un ejemplar entusiasmo, entre otras cosas por cuidar el recurso. Un jovencito de 14 años que hace sus moscas, domina muy bien la técnica, tiene excelente carácter, y como si esto fuera poco, es atento. Un placer tener de compañero de pesca en la jornada, a alguien con esas características, lo que sumado a un buen guía y a los probados componentes de mi equipo, fueron determinantes en una jornada para el recuerdo.

Cada salida me hace aflorar el sentimiento que vivo plenamente en cuanto a que la  pesca es un cúmulo de vivencias que dejan huellas profundas, inolvidables. Es una actividad magnífica. Tantos años he sentido y lo sigo sintiendo, que a una de mis primeras embarcaciones la matriculé con ese nombre… “VIVENCIA”.

EQUIPOS

Además de la caña de spinning que usó el guía, utilizamos dos cañas mosqueras # 7, dos # 5 y una # 4, de diferentes marcas, tramos y acciones. Reels adecuados a cada una. Líneas mayoritariamente de profundidad, alguna de flote. Leaders 0,30 / 0,35 con terminaciones de acero. Moscas similares a las que usamos en Gualeguay, en algunos casos un poco más chicas y según los sectores, con mayor o menor lastre. Para más detalles en equipos y otros aspectos con muchas fotos de las moscas, es conveniente ver o repasar las notas con los siguientes enlaces: http://www.pescadoresenlared.com.ar/2010/08/puerto-ruiz-a-puro-dorado-1era-parte/  y http://www.pescadoresenlared.com.ar/2010/08/dorados-en-gualeguay-ii/ .Para ver los materiales con que confeccionamos casi todas las moscas pueden ver la nota del enlace: http://www.pescadoresenlared.com.ar/2010/07/productos-argentinos-para-la-confeccion-de-moscas/

SERVICIOS EN BARADERO

Guía Daniel Suigo: 03329-15-602455 – [email protected] y [email protected]  – http://www.pescabaradero.com/

Respecto a la muy reciente nota de alguna forma recomendada por la dirección de Pescadores que tiene que ver con los guías y el ejemplo de la forma adecuada para la devolución de peces ( http://www.pescadoresenlared.com.ar/2010/09/el-guia-debe-colaborar/ ), aprovecho la oportunidad para hacerles llegar una foto en la que “sorprendí” a Daniel Suigo efectuando la devolución en forma perfecta y recuerdo que pronto reforzaremos el tema subiendo una nota con el tratamiento respetuoso del pez capturado.

Informaciones de interés: http://www.baradero.com/http://www.elegibaradero.com/
Hasta la próxima.
[email protected]

readers comments
  1. Pablo Aguirre on septiembre 28th, 2010 13:57

    Un post hermoso, pesca extremademente sutil, con excelentes resultados, en un lugar cercano y muy preparado para el turismo. Felicitaciones.

  2. JUAN JOSE PERFETTI on septiembre 28th, 2010 18:10

    HERMOSA NOTA GRACIAS A LA NATURALEZA TENEMOS LLENO DE DORADITOS TODO EL LITORAL ROGUEMOS PARA QUE NO LO DEPREDEN

  3. Sergio on junio 30th, 2013 18:32

    Hola me podrian decír donde puedo ir con la familia para pescar de costa y poder acampar, que sea seguro y no corran peligro los chicos desde ya les agradezco un saludo, Sergio.

  4. admin on junio 30th, 2013 19:15

    NdelaR: Sergio, te referís en Baradero o en otros lados? Lo que pedís no es facil, los lugares con agua son para no perder de vista los chicos, y en cuanto a la seguridad… eso es más complicado pero algunos hay. Saludos!

  5. Gerardo on julio 1st, 2013 23:52

    Hola, mi nombre es Gerardo y quiero hacer una excursión de pesca junto a un amigo para el 20 de julio.
    Quisiera saber cuanto me costaría y el servicio en si. Desde ya muchas gracias.

  6. admin on julio 2nd, 2013 08:03

    NdelaR: Hola Gerardo, por favor comunicate con el guía. Están los números al pie. Saludos!

  7. Alejandro on septiembre 4th, 2013 09:57

    Hola gente muy bueno el foro. una pregunta aparte mosca, conq puedo probar para sacar dorado o boga en baradero?. estoy preparando un equipo para el finde. muchas gracias.
    desde ya el guia es el de ustedes. slds.

  8. Jorge López Basavilbaso on septiembre 4th, 2013 19:03

    Hola Alejandro.
    Vi tu comentario y le estoy enviando aviso al guía para que te conteste adecuadamente por este medio. Pronto estaré haciendo un relevamiento en el lugar. Cordialmente. Jorge

  9. ariel on septiembre 6th, 2013 22:57

    Busco un lugar virgen o rustico por asi definir para ir de pesca con amigos pescadores. Nos gusta la exclusividad y tranquilidad para despejarnos y comer un rico asado además de poder pescar algo. Esquivamos los campings familiares.

  10. José on noviembre 3rd, 2013 19:20

    Hola, quería saber si tienen servicio de guía de pesca embarcada, precios y tipo de pesca que se hace en la zona.
    José.

  11. Emma on enero 2nd, 2014 19:56

    Quisiera saber cuanto nos saldría alojarnos a mi familia una noche en algún lado de la laguna, somos 3 matrimonios, un bebe de 5 meses y si van mis nietas mayores serian 2 niñas una de 10 y otra de 12, queremos llegar el sábado a la mañana y volver a capital el domingo a la tarde, Tendrían alguna sugerencia económica, si es posible llevar una mascota . Gracias

  12. daniel suigo on enero 3rd, 2014 17:06

    Hola, lo que le puedo ofrecer es un traslado a la zona de islas,media hora de navegacion ligera,los llevo,los dejo,y los voy a buscar en el dia o al otro,el precio es el mismo,lo que si van a estar ustedes y la naturaleza, hay que traer de todo,el traslado le sale base cuadruple,650,el quinto 150 mas y asi hasta 8 pescadores llevo,en este caso,x las dos nenas le cobraria una sola,el bebe no paga,para confirmar,mi tel.03329 15602455.Un abrazo,DANIEL,guia de pesca de BARADERO.

  13. Rodrigo on febrero 27th, 2014 22:48

    Buenas noches Daniel. Por favor enviame.. si estas disponible.. un presupuesto para cruzarnos a algun lugar lindo para pescar este domingo 2 de marzo. Somos 2 parejas .. 2 nenas de 7 y 8 años y un nene de 7. Seria desde la mañana a la tarde. Saludos

  14. admin on febrero 28th, 2014 07:56

    NdelR: Hola Rodrigo, por favor comunicate con el guía, los datos están en la nota. Saludos y buena pesca!




8.407 views