PEJERREYES EN «LA 194,500» DEL GUAZÚ thumbnail

PEJERREYES EN «LA 194,500» DEL GUAZÚ

  ·   Ir a comentarios

Nuestro amigo y corresponsal en Campana Luis María Bruno, del Semanario del Pescador, comparte con nosotros esta excelente pesca de pejerreyes en el Paraná Guazú.

POR LUIS MARÍA BRUNO (CORRESPONSAL EN CAMPANA Y DELTA SUPERIOR)

En esta época del año por el Paraná Guazú el pejerrey ya se encuentra muy bien distribuido por todo el ámbito, obteniéndose buenas capturas tanto de muelles como de embarcado. Nosotros salimos aguas arriba del Guazú en busca de los más grandes.

Como en todas nuestras jornadas de pesca, después de que mi amigo y compañero Sergio Lombao me pasara a buscar alrededor de la seis de la mañana, nos pusimos en camino por la ruta provincial numero 6 (ex ruta 12). Al llegar a la rotonda de Zárate realizamos nuestra primera parada en «La Estación del Pescador» de nuestro amigo Tono Ciliberti, ubicada a metros del peaje Zarate Brazo Largo.

Después de obtener un par de bolsas de mojarras vivas continuamos viaje hasta el recreo Keidel. Llegamos siendo aún de noche. Ramón, atento como siempre, le dio marcha al tractor y nos trajo nuestra embarcación. Después de sacarle las lonas y de colocarle el motor eléctrico cargamos todos los equipos, preparándonos para la navegación con buen abrigo, ya que la mañana se presentaba con muy baja temperatura.

La primera intención fue llegar hasta puerto Constanza, pero a mitad de viaje desistimos por la gran cantidad de embarcaciones que en este día habían elegido a este lugar de pesca, por lo que al llegar a la boya 194,500, frente a la segunda boca de la Isla Botija armamos nuestros equipos y nos largamos en un garete suave pegado a los carrizales.

Por supuesto que el motor eléctrico Minn Kota 40 fue fundamental para que el viento no nos sacara de nuestro garete el que realizamos en una profundidad de entre 1,80 y 3 metros.

En cuanto a la pesca, los piques se dieron en forma casi instantánea con ejemplares que rondaron entre los 38 y 45 centímetros, si bien se cortaba un poco el pique al pasar las embarcaciones que navegaban a toda máquina aguas arriba.

Después de las nueve de la mañana, hora cuando ya no se dio tanto movimiento náutico, los piques fueron firmes y contínuos, realizando varios dobletes que nos dieron una excelente pelea para poder subir la pesca a bordo debido a los tamaños y vigor de las capturas.

Terminamos nuestra gareteada en la boya 192,500, justo dos kilómetros aguas abajo, donde se cortaba por completo el pique, por lo que remontábamos nuevamente bien por afuera de la costa hasta la boya 194,500 y ahí reiniciábamos la deriva.

Realmente fue una jornada muy satisfactoria, con pique permanente y pejerreyes de muy buen porte. Los pique se dieron en brazoladas entre los 18 y 25 centímetros de profundidad, dándonos muy buenos resultados los anzuelos Mustad Cristal 3/0. Las carnadas que más rindieron fueron las mojarras vivas. Cerramos esta jornada con más de ochenta excelentes piezas.

Agradecemos a

La Estación del Pescador por las carnadas

Recreo Keidel Guardería y bajada de lanchas

 

readers comments




1.690 views