ENTRE LAS BOYAS 101 Y 103 DEL «PALMAS» thumbnail

ENTRE LAS BOYAS 101 Y 103 DEL «PALMAS»

  ·   Ir a comentarios

Promediando el mes de julio el pejerrey ya se ha dispersado en todos los ámbitos fluviales en los que se los puede pescar. Les brindamos un informe realizado por nuestros amigos del Semanario del Pescador acerca de un pesquero en el que en esta altura de la temporada, suele rendir buenas capturas.

POR LUIS MARÍA BRUNO (Corresponsal en Campana)

Disponiendo sólo de media mañana, decidimos visitar la zona de la Vuelta del Este, así fue que Adrián Fernández me pasó a buscar muy temprano alrededor de las seis de la mañana.

Era todavía de noche cuando llegamos al Club Náutico Arsenal, donde Adrián tiene en guarda su embarcación “Sol”. Después de cargar todos nuestros equipos de pesca a bordo, salimos a marcha lenta por el canal que nos lleva al Paraná de las Palmas, en este tramo nos dimos cuenta que, en este día en especial el frío se sentía mas intenso que en las otras jornadas realizadas. Es realmente un espectáculo navegar el «Palmas» de noche y con la iluminación del puente Zarate Brazo Largo reflejándose en el agua.

Nuestro destino ya común en busca del pejerrey era la boya 103 desde donde garetearíamos hasta la boya 101. Realmente el frío se sentía más que en otros días, Adrián con la adrenalina a full por salir a pescar ni se acordó de la gorra, la bufanda y los guantes, menos mal que el viaje era corto…

Después de armar nuestros equipos compuestos por cañas telescópicas de cuatro metros, reeles frontales chicos, cargados con multifilamento, boyas verde limón y naranja, brazoladas entre los 25 y 40 centímetros con anzuelos Mustad 3/0, encarnamos con mojarras, isocas y filet de pejerrey coloreado de amarillo, verde y rojo con colorante de repostería, nos largamos en una suave gareteada aguas abajo. El río estaba «planchado» y no se movía una hoja, todavía no amanecía y tratábamos de ver lo mejor posible nuestras boyas. Los primeros piques con capturas concretas se dieron antes de llegar a la boya 102 en particular en los anzuelos encarnados con isocas, a partir de la 102 el agua estaba mas rizada y el viento nos arrimaba a la costa cerca de los juncales, por lo que el uso de los remos fue muy necesario para mantenernos.

Desde la boya 102 a la boya 101 concretamos varios piques en capturas con portes de entre los 25 y 40 centímetros, en esta oportunidad además de la isoca, resultó el filet de pejerrey coloreado de amarillo dándonos pejerreyes de buenos tamaños, las brazoladas que mejor rindieron fueron las que promediaron los treinta centímetros de profundidad.

Al finalizar esta gareteada remontamos el río para «copiar» la misma, en esta segunda oportunidad, como dato interesante, volvimos a tener pique prácticamente en los mismos sectores que en la primera pasada, lo que nos indicó la presencia de cardúmenes sectorizados. Pescando anclados el pique no se da, por lo que hay que buscarlo siempre a la pasada, en función de esto, es conveniente al terminar la gareteada, remontar el río pero bien por afuera del recorrido realizado para no perturbar el ámbito de pesca y volverse a largar.

Dimos por terminada esta jornada promediando las once de la mañana, con la satisfacción de saber que el pique de los pejerreyes está bien activo entre las boyas 103 y la 101 del Paraná de las Palmas, una salida de pesca que se puede realizar con muy poco gasto de combustible y con  buenos resultados.

Agradecemos la colaboración de:
Adrián Fernández y su embarcación Sol.
Las carnadas de la Estación del Pescador (a metros del peaje Zárate Brazo Largo)

N de la R: Pescadores agradece la permanente y desinteresada colaboración de Luis María Bruno (www.semanariopescador.com.ar)

readers comments




556 views