DE GALERA Y BASTÓN thumbnail

DE GALERA Y BASTÓN

  ·   Ir a comentarios

Pescamos en el muelle del Club de Pescadores de Buenos Aires con equipos más que livianos. Muchas capturas, a toda pesca con devolución.

POR EL LIC. VÍCTOR DE VÍCTOR

 

Al fin llegó el día. Luego de una abstinencia obligada por circunstancias laborales y afines, preparamos nuestros equipos, bien livianitos para la ocasión, y fuimos por las flechas porteñas, hablamos de los pejerreyes del Plata que podemos obtener desde la costa ciudadana.

Así fue que llegamos al Club de Pescadores en una mañana fresca y con buen agua para pescar, con viento del Este y fuertes rachas.  En «La puerta de Pescadores» adquirimos lombrices coloradas y unas pequeñas mojarras que se sumarían a los filets salados que teníamos en reserva para conformar una interesante batería de carnadas para tentar a los pejerreyes.

Sabíamos que íbamos por una pesca liviana, y como siempre decimos…»no existen peces pequeños, sino, equipos inadecuados». Por lo que preparamos cañas de 4 m. y microreeles munidos de nylon de 0,25 mm. Las líneas, confeccionadas con pequeñas boyas, de 5 y 10 mm. y las brazoladas, cortas entre los 5 y 10 cm., de las que atamos un pequeño anzuelo.

Artesanalmente encarnamos y con paciencia esperamos la pesca.

A la hora de trabajar, el sutil aparejo recorre unos pocos metros hasta los pilotes del muelle y así se renueva la posibilidad del pique. Quienes desean la calma y la espera mate o café en mano desde las cómodas sillas del muelle, se utiliza un aparejo rematado por una boya volcadora para que, por medio de su plomada, «fondee» la línea. En esta modalidad es menester lastrar las brazoladas con una pequeña munición partida. Probamos con las dos opciones. Nico con volcadora y yo, a trabajar!

Uno tras otro capturamos ejemplares de 18 a 28 cm., obtuvimos entre las 9.30 y las 14 hs., unos 20 pejerreyes. Todos fueron devueltos a su medio. Practicamos una estricta pesca con devolución. Sugerimos realizar esta práctica con sumo cuidado, evitando la excesiva manipulación del pescado, y en especial, tratando que la vuelta al agua sea lo más delicada posible, dado que de no ser así, pueden dañarse los órganos del entonces nuevamente pez.

Después del mediodía, la actividad mermó bastante, incluso, comenzó a «chispear», el agua y el viento, ya invitaban a finalizar la jornada, pero la pesca y el trabajo ya estaban hechos.

Por qué «De galera y bastón»? Jugando con el afamado prestigio institucional del Club de Pescadores, es un lujo pescar a minutos de casa, con infusiones calientes a mano, con servicios y comodidades como las que ofrece el Club.

Una linda jornada de pesca, tranquila y relajada con el placer de estar frente al río y en función de los equipos elegidos, con intensas emociones.

AGRADECIMIENTOS

A Nico DV, por la compañía y la colaboración permanente y al Club de Pescadores por la excelente predisposición de siempre para con nuestra tarea periodística.

readers comments
  1. Alejandro Guidi on julio 21st, 2010 15:33

    Felicidades por el debut en el Club y buena pesca deportiva, saludos a la Flia. Aleguidi.-

  2. admin on julio 21st, 2010 15:42

    Gracias Alejandro querido!
    Un abrazo.
    Víctor




801 views